#Manhattanhenge

#Manhattanhenge

El solsticio de Manhattan. Cuando la naturaleza es un espectáculo urbano

Sucede pocas veces en el año. Manhattan se torna de un naranja furioso coincidiendo con el solsticio. Es el momento en el que los puntos del amanecer y el atardecer se alinean con los edificios y crean un tipo de Stonehenge urbano, un baño de color espectacular en el que miles de cámaras, teléfonos y tabletas se pelean por sacar la mejor instantánea.

Nueva York es mágica por muchas razones, pero en ciertas épocas del año adquiere un esplendor totalmente diferente. Es el caso del solsticio de verano en Manhattan, el espectáculo natural en el que el sol se alinea perfectamente con los edificios dando un show de naranjas y rojizos que contrastan con el gris de los edificios.

Es un baño de color espectacular en el que miles de cámaras, teléfonos y tabletas se pelean por sacar la mejor instantánea.

Toda esta 'fiebre' por capturar el sol entre las calles de Manhattan es conocida como el Manhattanhenge. ¿Te suena parecido a Stonehenge? Sí. Y tiene sus motivos.

Resulta que la Gran Manzana es conocida por muchísimas cosas y, durante años, ha sido observada de miles de maneras diferentes. Sin embargo, nunca se le había asociado un fenómeno natural de estas características. Sin embargo, el mediático Neil deGrasse Tyson, un astrofísico nacido en el Bronx, que actualmente es director del Planetario Hayden en el Centro Rose para la Tierra y el Espacio, investigador asociado en el departamento de Astrofísica del Museo Estadounidense de Historia Natural y estrella de televisión, es un apasionado de su trabajo, desde siempre. A los 15 años, estudió la construcción de conjunto megalítico de bloques de piedra Stonehenge, erigido hace siglos en Wiltshire y la relación que tiene con el solsticio. Ese estudio le marcó mucho. Tanto, que en sus múltiples paseos por su ciudad se dio cuenta de que estos maravillosos atardeceres se correspondían con el solsticio.

Ya de vuelta a Nueva York, comenzó a buscar "un lugar donde los puntos del amanecer y la puesta de sol se alinean con los edificios y crean un tipo de Stonehenge urbano". Como sabemos el punto exacto en el que el sol se esconde varía mínimamente durante el año, Tyson identificó esos días cuando la puesta del sol se alineaba perfectamente con diseño de las calles de Manhattan.

Él mismo se encargó de darlo a conocer a través de revistas científicas, pero adquirió dominio público no sólo por su personalidad mediática, sino también por el hecho de que las imágenes que mostraban eran realmente increíbles y el nombre que con el que dominó al fenómeno es tan llamativo y pegadizo, que enseguida se hizo famoso.

Si no estás en Mahattan durante estos días, tienes otra oportunidad el domingo 12 de julio (20.20 h.) y el lunes 13 de julio (20.21 h). Si no, tendrás que esperar para programar tu viaje para los próximos que sucederán en torno al 5 de diciembre o el 8 de enero de 2016, en invierno.

El mejor sitio para ver el Manhattanhenge es el barrio de Washington Heights. Exactamente, las calles 14, 23, 34 y 42.

Claro que NYC no es la única ciudad del mundo en la que se pueden apreciar estos amaneceres y atardeceres espectaculares. El mismo fenómeno también ocurre en otras ciudades con un trazado urbano uniforme similar al de Nueva York: Baltimore (Maryland), Chicago (Illinois) #Chicagohenge, Toronto (Canadá) #Torontohenge y Montreal (Canadá) #Montrealhenge.

Habrá que probarlo en tu ciudad, ¿no te parece?

 

 

Ana Cufari | Madrid
| 02/06/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.