GRECIA

GRECIA

7 restaurantes en Atenas para gourmets

Con estrellas Michelin o sin ellas, para bolsillos pudientes o para mochileros, especializados en pescado o en cocina tradicional... La oferta culinaria de la capital griega no discrimina a nadie y se adapta a todos los bolsillos.

 

A pesar de la crisis económica en la que vive inmersa Grecia desde hace años, el país ha seguido mejorando y evolucionando en todas las áreas relacionadas con el turismo y el sector servicios. La restauración ha sido precisamente uno de los que más ha cambiado en los últimos tiempos, con una espectacular apertura de nuevos negocios que ha cambiado la cara del centro de Atenas, ha puesto en el mapa los barrios periféricos y, de paso, ha obligado a mejorar la calidad de los ya existentes.

Cafeterías de diseño comparten manzana con tabernas que ya no se conforman con ofrecer media docena de platos tradicionales. Al mismo tiempo, se sofistica la presentación y la calidad de los ingredientes, sin que por ello siempre tenga que ir ligado a una subida de precios. Si bien es cierto que, como capital turística que es, no faltan restaurantes dirigidos a ‘abusar’ de la generosidad del turista, no lo es menos que es posible comer bien junto a la Acrópolis sin necesidad de gastarnos más de la cuenta.

Para mostrar esta diversidad gastronómica, vamos a recorrer siete restaurantes que ahora mismo tienen mucho que decir en Atenas. Como se suele decir, no están todos los que son, pero sí una buena representación.

Plaka sigue siendo el distrito turístico por excelencia y aquí es donde menos se ha notado el giro radical hacia el diseño contemporáneo. Sin embargo, las tabernas de siempre se han modernizado, consiguiendo un aire que recuerda a los bistrós parisinos, pero con el encanto perenne heleno. Así, una buena elección es la taberna Esperides, a los pies de la Acrópolis (Mnisikleous, 25). Con una decoración tradicional, se ha especializado en ofrecer todo tipo de vino y cerveza, así como en servir como cafetería y restaurante.

Mucho más tradicional, sin salir de Plaka, es Zorbas (Lissiou, 15), abierto desde hace 40 años y que se ha especializado en cocina tradicional, especialmente carne (como el cordero con tomate o los guisos de ternera). Con precios asequibles, su terraza es codiciada por sus vistas, su animación y su tranquilidad. El mejor plan, compartir una botella de vino con una de sus cazuelas.

Para amantes del pescado y el marisco, nada como escaparse al distrito de Bournazi. Allí se encuentra el restaurante Arhontikon (Konstantinoupoleos, 94), una barbacoa y parrilla con mucho encanto, y cuyo interior tiene una bonita decoración de piedra y madera. Sus ‘mezedes’ (tapeo previo) son míticos en la capital, no falta la música en vivo y el pescado es fresco diario, cocinado con especias que le dan el toque 100% heleno.

Diferente es el ambiente íntimo y relajante de El Convento del Arte (Virginias Mpenaki, 7), en Metaxourgeio. Con una estética de monasterio medieval, a pesar de su nombre en castellano no se trata de un restaurante español. No faltan en él presentaciones, conferencias, lecturas... El preferido de los artistas.

El diseño más contemporáneo lo podemos encontrar en Rooster (Platia Agias Irinis, 4), un local gay de Monasteriki donde sirven pasta, sándwiches, platos calientes... y que siempre está hasta la bandera, tanto su gran terraza como su interior, con dos plantas y un DJ que ameniza la tarde y la noche con éxitos musicales pop del momento.  También en Prosopa, un restaurante que ha hecho del minimalismo su emblema, único en la ciudad y que se encuentra considerado entre los mejores de Atenas por su calidad, presentación y menú gourmet (Vasiliou Tou Megalou, 52). A pesar de tanta crítica positiva y cocina de autor, su precio no es muy elevado.

Para quienes quieran darse un capricho sin mirar el bolsillo, entonces deben ir a Spondi (Pyrronos, 5). Con dos estrellas Michelin, está considerado uno de los mejores del mundo. Se encuentra a la espalda del estadio Panathenaico, en el centro de la ciudad, y su menú es afrancesado, con mucho foie y pato; pero también platos como el cordero lechal, la merluza o los postres elaborados de canela y chocolate. Todo en menús degustación a partir de 70 €/persona (bebidas no incluidas).

No faltan propuestas, quizás sí tiempo para una escapada a Atenas como la capital se merece, es decir, larga y sin prisas.


Más información:
Visit Greece

 

Sergio Cabrera | Madrid
| 31/05/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.