Europa

Europa

Un impresionante castillo y una estatua milagrosa

La imponente fortaleza medieval de Josselin en la Bretaña francesa

Josselin, a orillas del río Oust, es una ciudad vinculada a su castillo. Una espectacular fortaleza medieval de estilo gótico flamígero, ejemplo de la arquitectura feudal y renacentista. Fundado a principios del siglo XII, todavía hoy, en la actualidad sigue habitado por los descendientes de la familia fundadora, la familia Rohan, una de las estirpes más antiguas de Bretaña. Josselin es uno de esos pueblo medievales con callejuelas llenas de encanto. El barrio de Sainte-Croix, tan antiguo como el castillo y las casas medievales con sus entramados de madera, nos remontan a épocas pasadas. Josselin es un pueblo pintoresco repleto de pequeños tesoros y sorpresas, uno de esos pueblos medievales en los que perderse en pareja. Un pueblo histórico ideal para una escapada otoñal. La visita guiada por el Castillo es un viaje al pasado, un recorrido que avanza desde la Edad Media hasta nuestros días. Comenzamos en el patio del castillo para saber más de las vicisitudes de la familia a través de los siglos. La fachada renacentista desde el patio es imponente. Vamos a poder acceder al interior del castillo para descubrir en la planta baja herencias de la familia, colecciones de mobiliario, cuadros de pintores de renombre y algunas piezas de museo. En el comedor, una estatua ecuestre del condestable Olivier de Clisson, realizada en 1892 por Emmanuel Frémiet y un retrato de cuerpo entero de Henri de Rohan, comandante en jefe de los calvinistas. Después del desmantelamiento del castillo  ordenado en 1629 por el cardenal Richelieu, éste se acercó Henri de Rohan en la Corte para decirle: "Sir Duke, vengo de lanzar un buen bolo en su bolera ..." . Y de hecho así era, la mazmorra y varias torres habían caído en Josselin. Monumento Histórico desde 1928, el castillo cuenta con las ayudas estatales. El castillo, a lo largo del canal de Nantes a Brest, ofrece una impresionante estampa y hermosas vistas. Y trás conocer su historia, puedes imaginarte a los mosqueteros en su salsa, con sus intrigas y sus espadas. Ante la espléndida fachada renacentista del castillo descubrirás un jardín a la francesa creado por el famoso paisajista Achille Duchêne. Entre rododendros, azaleas y hortensias bajo los árboles, el Parque Inglés está especialmente hermoso en primavera y en otoño, con una amplia gama de colores para el espíritu. Y también cerca de la fachada hay un espléndido jardín de rosas dispuestas por el arquitecto paisajista Louis Benech. Entre plantas perennes y muchos brezos, 160 rosales antiguos de 40 variedades diferentes dan a este jardín un ambiente único. Los tejos son un recordatorio de las ventanas verticales de altura de la fachada. Boj y tejo podado sobre un césped impoluto, a la sombra de árboles centenarios como una secoya y un cedro reciben a los visitantes cerca del puente levadizo. Y atención, cuenta la leyenda que un campesino del siglo IX descubrió en un bosque la estatua de la Virgen y que ésta devolvió la vista a su hija ciega. La basílica de Notre-Dame-du-Roncier es un santuario que conmemora este milagro y que rápidamente se ha convertido en un lugar de peregrinación de enfermos en busca de curación. La estatua de la Virgen destruida durante la Revolución fue sustituida por una obra moderna. Te lo contamos por si te quieres pasar por esta curiosa iglesia parroquial de Josselin. Además de hacer turismo, también se puede pedir algo, eso si, si la fe te acompaña.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.