Albania no ha sido nunca un destino habitual al que irse de vacaciones. Tampoco lo es ahora. Pero la verdad es que es una auténtica pena porque esconde muchos lugares maravillosos. ¿Sabías, por ejemplo, que tiene calas de aguas turquesas y cristalinas? Probablemente no, porque no es un lugar del que suelan hablar en los documentales de televisión ni tampoco sobre el que se suela escribir en Internet.

Pero lo cierto es que Albania esconde paraísos en forma de calas, pero también de lagos, cascadas, montañas, ciudades u obras arquitectónicas. En resumen: Albania es un país tan bonito como desconocido. Así que en las siguientes líneas vamos a tratar de solucionar ese problema mostrándote algunos de sus rincones más bellos.

Sarandë

Situado entre el mar Jónico y algunas montañas, en una bahía, Sarandë cuenta con playas preciosas y un paseo marítimo perfecto para recorrerlo a pie. Además, posee un castillo desde el que disfrutar de unas vistas súper bonitas de la zona. Sus puestas de sol enamoran.

Ksamil | Pixabay

Playa de Ksamil

Esta es sin duda una de las playas más bonitas de toda Albania. De esas paradisiacas, con agua cristalina y un entorno de ensueño. Sin duda, si existe el Caribe de Albania, es éste.

Tirana | Pixabay

Tirana

La capital de Albania es probablemente la ciudad más conocida del país. Allí se puede disfrutar de sus coloridos edificios pintados en colores pastel, pero no solo eso. También puedes pasear por el Museo de Historial Nacional o visitar lugares como la mezquita Et'hem Bey.

Blue Eye | Pixabay

Blue Eye

Si hablamos del Blue Eye de Albania nos estamos refiriendo a un manantial de agua que se encuentra al sur del país. El agua allí es de un precioso azul claro y nace de una profundidad que supera los cincuenta metros. Cada vez es más conocido y recibe a más visitantes, pero es que su belleza no es para menos. Eso sí, siempre que todos sepamos respetar.

Theth | Pixabay

Theth

Este es un pequeño pueblecito de Albania que no es que tenga mucho por ver si lo que buscas son edificaciones. Una iglesia, algún búnker. Su belleza radica en realidad en el paisaje que lo rodea, porque es precioso.

Dhërmi | Pixabay

Dhërmi

Esta aldea pertenece al municipio de Himarë y cuenta con una playa grande, bonita y muy limpia que permite pasar horas y horas disfrutando del agua, del mar y del paisaje.