COLORADO

COLORADO

Diversión en las dunas más altas de Norteamérica

No hay mala fecha en el calendario para vivir la aventura de deslizarse por las montañas de arena del Parque Nacional de las Grandes Dunas, en Colorado. Con alturas de hasta 230 metros, el descenso es vertiginoso, y los trineos son el mejor modo de desplazarse. Eso sí, hay que tener cuidado con la arena, porque puede llegar a estar a 60 ºC.

Situadas en el desierto del valle de San Luis, las Grandes Dunas de Arena de Colorado se crearon hace más de 440.000 años. Hoy forman parte de un Parque Nacional famoso precismente por ellas, las más altas de Norteamérica, y es que llegan a alcanzar alturas de hasta 230 metros. Impresionantes y al vaivén de los designios del viento, su relieve tiene como telón de fondo la espectacular Sierra de la Sangre de Cristo.

El Parque Nacional Grandes Dunas está a 56 kilómetros al noreste de Alamosa, en el estado de Colorado. Pero el paisaje de este espacio natural incluye, además de unos 80 kilómetros cuadrados de arena, zonas de paisaje típicas de tundra alpina, bosques, prados y tierras pantanosas, que sorprenden al visitante en este espacio protegido donde solo cree que habrá dunas.

Caminar entre estas montañas de arena es, simplemente, emocionante, de ahí que el senderismo sea una de las principales actividades en el parque. En los cálidos días de verano hay que planificar las rutas por las dunas y realizarlas por la mañana o por la noche para evitar las tormentas vespertinas y la caliente superficie de la arena en las horas centrales del día. Las tormentas eléctricas en julio y agosto traen vientos fríos, lluvia y relámpagos, por lo que quizás no sea el mejor momento. Recuerda que hay que abandonar las dunas rápidamente si amenaza con desatarse una tormenta, ya que estar expuesto a los rayos es peligroso.

Entre las actividades que se pueden practicar por la tarde, además del senderismo por la arena, están las rutas en las montañas Sangre de Cristo y el refrescarse en las cataratas Zapata, tras un recorrido de unos 800 metros. Disfrutar de la naturaleza virgen, jugar en el arroyo Medano Creek, que aparece y desaparece según el caudal de agua, construir castillos de arena, deslizarse por las dunas, observar aves en las zonas pantanosas o ascender a un pico de 4.000 metros de altura son opciones que harán de cada día una aventura. Aquí la naturaleza se convierte en un parque temático lleno de belleza y diversión.

Pero, sin duda, la actividad preferida por todos es deslizarse, esquiar y jugar con trineos en las dunas. Tanto en invierno, cuando las dunas están cubiertas de nieve, como en verano. Sin embargo, en los meses de frío, triunfa el snowboarding y el esquí, pues hacerlo en estos parajes agrestes es una experiencia única y diferente.

En Medano Creek, en el Área de estacionamiento de las Dunas, el arroyo tiene unos 2,5 centímetros de profundidad. Su ancho varía de entre 7 a 20 metros. Un caudal de agua que aumenta en la madrugada y baja en la oscuridad, excepto cuando hay tormentas. Es uno de los lugares favoritos del parque en las horas de calor, pero en julio y agosto puede incluso llegar a desaparecer.

El calor que genera el reflejo del sol hace que la arena pueda estar muy caliente, así que se recomienda llevar zapatos al practicar senderismo, y no olvidar el protector solar, el parque se encuentra a 2,470 metros de altitud. Y se ruega encarecidamente no jugar a enterrar a nadie en la arena o cavar agujeros, ya que puede ser peligroso. La arena de las dunas se derrumba con facilidad. En verano, las temperaturas durante el día alcanzan un promedio de entre 21 y 26 °C. Pero, por la tarde, la arena puede llegar a alcanzar una temperatura de hasta 60 °C, y quema de verdad. Las noches son frías en esa época y la temperatura puede bajar a 4 °C, así que no olvides llevar ropa de abrigo. Después del anochecer, por lo general, necesitarás una chaqueta o una manta.

Aparte de las dunas, en el parque hay zonas de picnic y de acampada, por si te apetece pasar la noche bajo las estrellas. A lo largo de Médano Pass Road hay 21 campings que son gratuitos. Y para los mochileros, o los más aventureros, en el Centro de Visitantes se dan permisos de travesía gratuitos pero obligatorios. Puedes montar tu tienda en cualquier parte del campo de dunas, un entorno único durante la noche. Si eres de los que disfrutan mirando las estrellas, esta es una experiencia única.

Un Parque Nacional donde la naturaleza te conecta con la inmensidad de nuestro planeta. Vive la aventura en las Grandes Dunas de Arena de Colorado.

Más información:
Parque Nacional Grandes Dunas

Marta Rivas | Madrid
| 06/07/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.