La historia de este país tiene muchos siglos, tantos que uno de los primeros indicios de habitantes en la región actual de Polonia se remonta al año 3500 a.C., año de datación del yacimiento Krzemionki Opatowskie. Tanto sus ciudades como sus monumentos y otros muchos lugares, nos harán viajar a otras épocas solo con pensar lo que allí sucedió.

A continuación, te mostramos algunos de sus puntos clave que no debes olvidar a la hora de preparar tu itinerario:

Auschwitz | Wikipedia (xiquinhosilva, Creative Commons Attribution 2.0 Generic license)

1. Museo Estatal Auschwitz-Birkenau

Lamentablemente, el campo de concentración de Auschwitz es posiblemente el lugar que más triste historia guarda de todo el país. Como sabréis, es un complejo utilizado por los nazis para el exterminio de los judíos. Si lo visitáis, que sea para conocer la historia y así nunca más repetirla.

Malbork | Wikipedia (DerHexer, Creative Commons de Atribución-Compartir-Igual 3.0 Unported, 2.5 Genérica, 2.0 Genérica y 1.0 Genérica)

2. La ciudad medieval de Malbork

Es una ciudad típica de la Edad Media que guarda todo un tesoro: su gran castillo. Fue construido por la Orden Teutónica para ser usado como fortaleza de esta y lo que más impresiona de él es el material utilizado, ya que es uno de los castillos más grandes construido con ladrillos.

Cracovia (Castillo Wawel) | Wikipedia (FotoCavallo, Creative Commons Atribución 3.0 Unported)

3. El centro histórico de Cracovia

En sus orígenes, esta ciudad estaba amurallada y lo que actualmente sería el interior de ella, es donde se encuentran sus lugares más importantes a nivel turístico e histórico. Al acabar prácticamente destruida tras las dos Guerras Mundiales, aún se pueden ver restos de las contiendas y lo que significó para el centro de la ciudad.

Minas de sal Wieliczka | Wikipedia (Cezary p, Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported License)

4. Minas de sal de Wieliczka

Este atractivo turístico se encuentra en la ciudad de Wieliczka aunque cuenta con unos 300 kilómetros de longitud y más de 300 metros de profundidad. Las minas comenzaron a explotarse en el siglo XIII y aunque en la actualidad continúan produciendo sal, es uno de los puntos de interés más destacados del país para ser visitados.

Palacio Lazienki | Wikipedia (Wojsyl, Creative Commons Genérica de Atribución-Compartir-Igual 3.0)

5. Parque y Palacio Lazienki, en Varsovia

El Palacio Lazienki fue la residencia de verano de Estanislao Poniatowski, el último rey de Polonia, además de un lugar de reunión y celebraciones. Hoy en día se ha convertido en un museo que alberga algunos cuadros importantes de la época. El parque contiguo al palacio guarda muchos otros atractivos, como un teatro cortesano del siglo XV o el Museo de la Caza y del Arte Ecuestre.