El Reino de Bután es uno de los países orientales que más secretos sigue guardando, ya que su crecimiento turístico va aumentando pero poco a poco. Es el último gran reino del Himalaya, donde el culto budista sigue instalado en la sociedad y un destino perfecto para los amantes de la aventura y los nuevos descubrimientos.

Es un reino lleno de contrastes paisajísticos: desde grandes llanuras, hasta bosques interminables. De hecho, es uno de los países que más tienen en cuenta el turismo sostenible ya que la conservación del medioambiente es vital para todos sus habitantes, teniendo en cuenta que la mayor parte del territorio es naturaleza pura. Este atractivo, junto con los grandes templos y palacios, es lo más llamativo del país:

Nido del Tigre

Es posiblemente el templo más bello de Bután aunque también el que mayor dificultades presenta a la hora de acceder a él, puesto que se encuentra situado en un acantilado en el Valle de Paro, a más de 3.000 metros de altura. Fue construido en el año 1962 para los budistas del Himalaya, los cuales a pesar de los impedimentos, conseguían llegar hasta él.

Punakha Dzong | Wikipedia (Stephen Shephard, Creative Commons Genérica de Atribución-Compartir-Igual 3.0

Punakha Dzong

Su nombre significa el “Palacio de la Felicidad”, de color blanco y rojizo, ubicado en un enclave muy bello debido al paisaje montañoso. El fundador del reino de Bután fue quien decidió donde se ubicaría este templo budista basándose en una profecía antigua y construyendo el edificio en muy poco tiempo.

Timbu | Wikipedia (Rainer Haeßner, Creative Commons Genérica de Atribución-Compartir-Igual 3.0)

Timbu

Es la capital del país y una ciudad muy conocida, no solo por esto, sino por sus templos. Se encuentra situada a una gran altura, a más de 2.000 metros, y guarda edificios de la arquitectura tradicional butanesa. Uno de sus templos más importantes es el Trashi Chhoe Dzong, de visita obligada. Además, como curiosidad, deciros que esta ciudad no tiene semáforos y eso no supone ningún peligro.

Valle del Haa | Wikipedia (Greenmnm69, Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 Generic)

Valle del Haa

En este lugar parece que no ha pisado nunca un ser humano: paz absoluta, naturaleza pura… Tan solo los doce templos que allí se encuentran nos confirman que sí. Además, aquí podrás ver la montaña más alta del país: el Monte Chomolhari, con más de 7.000 metros de altura. Un lugar ideal para disfrutar de un paseo, senderismo o una ruta en bici.

Dochula Pass | Flickr (Göran Höglund (Kartläsarn), Attribution 2.0 Generic)

Dochula Pass

Situado en el Himalaya, este paso de montaña conecta las ciudades de Timbu y Punakha. Aquí se pueden contemplar monumentos en honor a soldados butaneses, construidos entre los años 2003 y 2004, además de un templo terminado en 2008 construido para conmemorar los 100 años de la monarquía del país.