Europa

Europa

Cinco estrellas sobre el agua

El hotel suizo Palafitte tiene unas magníficas vistas al lago de Neuchâtel

Una habitación, unas buenas vistas y una mejor compañía. En ocasiones no se necesita nada más para alcanzar un estado casi utópico de felicidad, para dejar atrás las preocupaciones y disfrutar de todo lo que tenemos. Pero, lo cierto es que, debido al bullicio diario al que estamos acostumbrados, en ocasiones cuesta encontrar un lugar en el que desconectar de forma casi total, en el que dejar de pensar en la rutina y olvidarnos por un instante de cómo son la mayoría de nuestro lunes semana tras semana. Es cuestión de gustos encontrar ese rincón especial que compartir con la pareja o incluso con la familia. Pero, si aún no has encontrado el tuyo y estás buscando alguna sugerencia por la que empezar, el Hotel Palafitte puede ser lo que necesitas para unos días de vacaciones. ¿Te animas a conocerlo? Se encuentra en la localidad suiza de Neuchâtel, construido frente y también en parte sobre el lago Neuchâtel, con unas magníficas vistas a los Alpes y al pie de las montañas Jura. No es necesario viajar fuera de Europa para poder dormir sobre el agua, a pesar de que tenemos en mente los complejos hoteleros del Pacífico, y el hotel Palafitte es un claro ejemplo de ello. Está distribuido en 40 habitaciones muy singulares, ya que se trata de espacios individuales y separados de los contiguos, lo cual ofrece una tranquilidad y también una intimidad única a todos y cada uno de los huéspedes. En los casi 70 metros cuadrados con los que cuenta cada una de las habitaciones, reina una decoración basada en materiales tan sobrios y neutros como la madera o el cristal. Este hotel, que se terminó de construir en el año 2002, está equipado con todas las comodidades que cualquier viajero exigente puede requerir, desde wifi a televisión por cable, sin olvidarse de una bañera de hidromasaje, una pequeña sala de estar y un estilo decorativo digno de admirar. En cada estancia se han combinado los elementos clásicos justos con sus homólogos contemporáneos, piezas que no pasan de moda y otras que llaman la atención por su modernidad. Incluso desde algunas placas situadas en el suelo se puede observar el lago de manera casi vertiginosa y sorprende la tecnología y seguridad con la que cuenta el Palafitte, ya que sus habitaciones se abren con un escaneado de huella digital. Desde las terrazas con las que cuentan las habitaciones construidas sobre el agua se puede acceder al lago a través de una escalera, para que los más atrevidos se bañen en las frescas aguas del lago Neuchâtel. Un hotel de cinco estrellas único en el que los amaneceres sobre el lago parecen estar rindiéndole un verdadero homenaje, deleitando a sus huéspedes con unas vistas incomparables. En La Table de Palafitte, el restaurante del hotel, se pueden degustar platos suizos tan típicos como una gran variedad de quesos, vinos italianos, brunch los domingos y también cocina mediterránea, tanto en su terraza como en su salón interior. El Palafitte está esperando a viajeros intrépidos, ¿eres tú uno de ellos?

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.