América Norte

América Norte

En Chicago todo es posible

Todo lo que tienes que no te puedes perder de la Ciudad del Viento.

Se podría decir que el dicho popular “no hay mal que por bien no venga” se puede aplicar a esta ciudad que sufrió un devastador incendio en 1871, que ocasionó la destrucción de la mayoría de los edificios del centro construidos en madera, pero que le permitió dar paso a un nuevo tipo de construcción, convertirse en la cuna de la arquitectura moderna y poseer uno de los skylines más emblemáticos del mundo, con los dos rascacielos más altos de América. El edificio Home Insurance, del arquitecto William Le Baron Jenney, fue el primer edificio construido con esqueleto de hierro y precursor de los rascacielos. Tanto los edificios modernos como los históricos se alzan majestuosamente sobre la superficie de cristal del lago Michigan. La Torre Willis no de los edificios mas altos del mundo, el John Hancock Center donde se puede admirar la ciudad desde su observatorio de la planta 94, maravillarse con el edificio neogótico de la Torre Tribune o ver reflejado el paisaje de la ciudad en la fachada del Wacker Drive. Una cómoda opción para admirar su skyline es el recorrido en barco a lo largo del rio Chicago y de paso apreciar algunos de sus puentes levadizos . Entre ese bosque de hormigón y acero que es el Loop, núcleo dinámico del turismo de la ciudad, y la orilla del lago Michigan podemos acercarnos a Millennium Park, con su espectacular auditorio diseñado por Frank Gery o tomar una fotografía de nuestra imagen reflejada en “The Bean”, la escultura de plata de Anish Kapoor, llevándonos uno de los recuerdos más originales. Junto a su influyente arquitectura podemos encontrar prestigiosos museos e instituciones culturales. El Museo de Arte Contemporáneo con la nueva ala diseñada por Renzo Piano destinada al arte moderno y contemporáneo. El Art Institute que alberga una importante colección de pintura impresionista y postimpresionista junto a las salas del gótico americano. El Museo Field de Historia Natural con su único esqueleto casi completo de Tiranosaurio Rex. Para pasarlo bien en familia y sobre todo en un viaje con niños se impone la visita al John G. Shedd Aquarium con sus más de 1.500 especies de peces, reptiles, anfibios… así como el Adler Planetario y el Zoo de Lincoln Park (www.lpzoo.org). Es imprescindible una vuelta por el complejo Navy Pier una de las atracciones más antiguas y populares, diseñado como centro comercial y de entretenimiento con una de las norias más grandes del mundo, el Imax Theatre o el Children's Museum . Si además de este recorrido aun dispone de tiempo, no se pierda un recorrido por la Universidad de Chicago que cuenta entre sus profesores (el actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama impartió clases de Derecho Constitucional) e investigadores más premios Nobel que cualquier otra universidad americana y cuyo campus alberga los diseños de más de 70 arquitectos, y es interesante no perderse una visita guiada por la Casa Robie proyectada por Frank Lloyd Wright. Aunque sin duda la visita más interesante para conocer la obra de este arquitecto es su residencia y estudio en Oak Park que alberga los diseños de 25 edificios de su “estilo de la pradera” . En esta zona pueden verse algunas de sus casas más emblemáticas, Pleasant Home, Unity Temple, la casa Moore-Dugal o la casa Arthur Heurtley . Para los adictos a las compras nada mejor que patearse Magnificent Mille, tramo de la Avenida Michigan en la zona mas elegante de la ciudad, con sus exclusivas tiendas y complejos comerciales donde se puede conseguir desde lo más básico hasta los objetos más atípicos y, por supuesto, para los amantes del arte es de obligada visita River North Gallery District con su elevada concentración de galerías. Su gastronomía va desde la cocina mas tradicional a la mas sofisticada y para todo tipo de presupuestos. Su carácter multicultural se aprecia en cantidad de restaurantes étnicos: griegos, italianos, orientales… Y para los fans de la comida americana nada mejor que saborear su típica pizza de base gruesa, los perritos calientes y las palomitas de maíz de múltiples sabores. Chicago, es fundamental para viajes en familia y conocer un poco mejor el estilo de vida americano ya que posee estupendos clubes de blues, soul y jazz, y actuaciones de las principales compañías de teatro y musicales, además no debemos de olvidar que es la casa de los Bulls de la NBA y los Cubs de béisbol con su mítico estadio Wrigley Field. La época del año ideal para visitarla es a finales primavera, verano o principios de otoño (esta considerada una de las ciudades más verdes del mundo, con más de 500 parques urbanos y cerca de 600 kilómetros de carriles para bicicletas) ya que sus inviernos son terriblemente fríos y a ello se unen sus característicos vientos, no en vano es conocida como la Ciudad del Viento

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.