ESCOCIA

Castillo de Stirling: ¿por qué es considerado como un símbolo de la independencia de Escocia?

Es el momento más que perfecto para conocer la historia que hay detrás del Castillo de Stirling, uno de los más queridos por los escoceses.

Castillo de Stirling: ¿por qué es considerado como un símbolo de la independencia de Escocia?

Castillo de Stirling: ¿por qué es considerado como un símbolo de la independencia de Escocia? Imagen de DeFacto en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Publicidad

El Castillo de Stirling es una de las fortalezas más sorprendentes que podemos encontrar en Escocia. De hecho, es considerado como uno de los más relevantes y grandes que podemos encontrar en esta zona. Y no solamente se debe a cuestiones históricas, sino también por su espectacular arquitectura.

Lejos de que todo quede ahí, es importante tener en cuenta que el Castillo de Stirling es uno de los grandes símbolos de la Independencia de Escocia. De hecho, grandes nombres de la historia pasaron por este lugar. No podemos dejar de mencionar a Robert The Bruce, así como William Wallace o, incluso, María Estuardo.

El Castillo de Stirling, a través de su historia

Para comenzar, debemos saber que está en una cima junto al río Forth, en un lugar tan sumamente estratégico como las Highlands y las Lowlands de Escocia. Si nos referimos al primer registro escrito de esta fortaleza, tenemos que viajar al año 1110. A pesar de todo, también tenemos que tener en cuenta que la parte más antigua que se conserva de este castillo data del año 1381.

Castillo de Stirling
Castillo de Stirling | Imagen de David Monniaux en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0
Desde que se erigió esta construcción, hasta la histórica Unión de las Coronas de 1603, todos y cada uno de los reyes de Escocia lo utilizaron. Algunos como vivienda habitual y otros, incluso, para que se convirtiera en el lugar perfecto para llevar a cabo su coronación. ¡Espectacular!

Un punto clave en la historia de este Castillo de Stirling nos hace viajar a la época entre 1296 y 1356, coincidiendo con las Guerras de Independencia de Escocia. Inevitablemente, esta fortaleza se convirtió en testigo directo de un grandísimo número de batallas. Dos de las más famosas fueron la Batalla del Puente de Stirling (1297) y la Batalla de Bannockburn (1314).

Pero estos no fueron los únicos acontecimientos históricos que ha presenciado este Castillo escocés. En este mismo lugar, en el año 1543, se realizó la coronación de María Estuardo y, años más tarde, la Reina decidió bautizar a su hijo, el que sería Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia.

Castillo de Stirling
Castillo de Stirling | Imagen de DeFacto en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

¿Cómo visitar el Castillo de Stirling?

Si quieres verlo en primera persona, debes viajar a la ciudad de Stirling. El castillo se encuentra sobre una colina, aproximadamente a 15 minutos andando de la ciudad. Se puede llegar en coche y aparcar justo enfrente de la fortificación, pero no solamente deberás pagar, sino que además tendrás que hacer una reserva previa. Eso sí, debes saber que hay un servicio completamente gratuito que lleva por nombre “Park & Ride”.

Lo cierto es que esta fortaleza es un complejo realmente inmenso, puesto que cuenta con jardines, patios y un gran número de edificios. Entre los lugares a visitar, sí o sí, está el Royal Palace, las Great Kitchens, el Great Hall, la Chapel Royal, los Stirling Tapestries, la Castle Exhibition o los Palaces Vaults. Importante mencionar el mirador que recibe el nombre de Ladies’ Lookout. ¡Estamos seguros de que este Castillo no te dejará indiferente!

...

También te puede interesar...

Isla de Pladda, una isla privada en Escocia se vende por el precio de un piso en Edimburgo

Viajestic » Destinos

Publicidad