Europa

Europa

La cabaña mas alta del mundo es de un gángster ruso

Uno de los edificios de madera más grandes jamás construido

Ya no existe, tan alta como entonces, queda la ruina inacabada, pero la Casa Sutyagin en Arcángel, Rusia, fue una vez la estructura de madera más grande del mundo. Impresionante, absurdo, curioso, un diseño divertido con sus 13 pisos que alcanzan los 44 metros, y más increíble aún, cuando se supo que fue más o menos diseñada y construida por un solo hombre, el ruso Nikolai Sutyagin. Un rascacielos de madera que no tiene parangón. Nikolai era un hombre muy trabajador que se había criado en la Unión Soviética. En 1992, cuando Rusia comenzó a dar sus primeros pasos hacia el capitalismo, Sutyagin fue acorralado por algunos delincuentes mafiosos, ya que el negocio de la madera en el Arcángel dependía de él. Y tiempo después, convertido en el hombre más rico de la ciudad, Sutyagin quiso mostrar su riqueza y lo hizo, con un montón de madera. Así que haciendo caso omiso a las normas de la construcción,  comenzó a ampliar su casa. Siguió poco a poco, parando de vez en cuando, y siguiendo, y así sucesivamente. Y finalmente, después de unos años, pensó que había terminado, pero luego se dio cuenta de que si seguía construyendo un poco más alto, tendría vistas al mar. Terminó su construcción en 1998, cuando fue enviado a prisión por cuatro años condenado por pertenecer al crimen organizado. Y una vez liberado, descubrió que sus rivales le habían robado todo. No tenía dinero ni para terminar su casa ni para sobornar a los inspectores de edificios. Arcángel tiene un límite de dos pisos en las estructuras de madera. Para evitar a las autoridades, selló el techo en el segundo piso y afirmó ante el tribunal que todo lo que superaba esos dos pisos era tan solo decorativo. Sin embargo, en 2008, la ciudad condenó su propiedad por peligro de incendio y el 26 de diciembre de 2008, se comenzó con la demolición de su obra. Situado en la ciudad de Arkhangelsk, en el noroeste de Rusia, el edificio de madera se suponía que era solo de 2 pisos de altura cuando se inició en 1992. "En primer lugar he añadido tres pisos, pero entonces la casa se veía torpe, como un hongo," dijo Sutyagin. Y lo dijo porque de dos plantas  el edificio paso a tener 13. "Así que añadí otra y todavía no se veía bien, así que seguí adelante. Lo que se ve hoy en día es un feliz accidente ". Sutyagin efectivamente había añadido una planta tras otra antes de entrar en prisión, y lo cierto es que nunca pudo disfrutar de su obra. Sutyagin está ahora fuera de la cárcel, pero aún no ha sido capaz de completar su imponente casa. Él y su esposa Lena viven en cuatro habitaciones con corrientes de aire en la parte inferior en la que hoy es su  morada en ruinas y sus vecinos ven la casa como una monstruosidad. Temen que, dado que la casa es de madera y es tan grande, pueda acabar reducida por el fuego y causar una tragedia en el barrio. La casa sigue indemne, y hoy Sutyagin lleva a cabo visitas de turistas a su obra maestra, eso si, de puntillas y  a través de tablones podridos.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.