Si nos ponemos a pensar razones por las que una persona puede vivir relajada, podemos encontrar varias. El entorno, por ejemplo, es muy importante. No es lo mismo vivir en el centro de una gran ciudad que en un pequeño pueblo de montaña. Tampoco es lo mismo vivir en un lugar en el que cada día se forman caravanas que en uno en el que está prohibido moverse en coche.Y Stuttgart cuenta con un entorno envidiable. Hablamos de una ciudad bonita que está rodeada por lagos y viñedos. Y si esto te parece poco, debes saber que está situada práctivamente en la región de la Selva Negra y de los montes Suabos.

Pero además de esto, cuenta con otras dos cosas que, según la empresa Zipjet que fue quien realizó el estudio, hacen de Stuttgart la ciudad más relajada del mundo. Esos son las horas de sol por día y la estabilidad económica de la que gozan sus habitantes. Y es que sí, en esta ciudad alemana las personas viven con un trabajo seguro. Eso, claro está, les aporta una tranquilidad que en otras partes del mundo no se tiene.

Stuttgart | Alemania

Pero eso no es todo. Además de un entorno agradable, un número adecuado de horas de sol y una estabilidad económica, Stuttgart aún tiene más factores que contribuyen al cero estrés. Por ejemplo, podríamos citar su buen clima, su buen sistema de salud y también su amplia oferta de productos locales. Todo esto es lo que ha hecho que Zipjet la coloque en el número uno del ranking de ciudades menos estresantes del planeta. Y es que para realizar el estudio se analizaron diferentes factores tales como el número de zonas verdes de las que dispone la ciudad, el volumen del tráfico y las opciones de transporte público, la salud física y mental de los habitantes o el clima.

Así, Stuttgart es una ciudad perfecta para pasar unos días de relax. Claro está que si solamente vas allí a pasar unos días no podrás disfrutar de su sistema de salud o de esa tranquilidad económica de la que hablábamos. Pero sí que podrás deleitarse con su belleza y su entorno natural repleto de árboles y lagos. Y también con sus edificios antiguos, coloridos y bastante bien conservados.