Viajestic » Curioso

SEGÚN LOS INFORMES

La Torre Eiffel se está oxidando y necesita una reparación urgente

Un medio francés ha asegurado que la Torre Eiffel está en mal estado y necesita una reparación completa.

Newsflare

Publicidad

La Torre Eiffel es, sin duda, el monumento más icónico e importante París y todo un símbolo de Francia. Esta obra maestra fue concluida en 1889, creada por Gustave Eiffel, y cuenta con 7.300 toneladas de peso y 330 metros de altura.

Sin embargo, esta belleza se encuentra en peligro ya que tiene grietas, está oxidada y tiene corrosión a pesar de que los trabajos de mantenimiento que ha habido a lo largo de los años. La Torre Eiffel no ha sido restaurada en su totalidad, pero actualmente están aplicando la 20ª capa de pintura, pintura que aplican cada 7 años para evitar precisamente su oxidación.

Un ingeniero anónimo ha detallado al periódico Marianne esta información mediante varios informes confidenciales, datados entre los años 2010 y 2016, que demuestran que el monumento se encuentra muy deteriorado y que los sucesivos trabajos de reparación son sólo superficiales.

Una noticia triste, pero poco sorprendente, que ha llegado a todos los parisinos. Pues en su momento, Gustave Eiffel, ya adelantaba que "la pintura es el elemento esencial de la conservación de una obra metálica y los cuidados que se le aportan son la única garantía para su durabilidad. Lo esencial es luchar contra el comienzo de la oxidación".

Torre Eiffel
Torre Eiffel | Pixabay

Por su parte, Patrick Branco, director general de la SETE, sociedad encargada de la explotación de la Torre Eiffel, desmintió que el monumento estuviera en estas condiciones: "Por primera vez hemos retirado todas las capas de pintura sobre el arco del Campo de Marte y hemos descubierto que el hierro pudelado estaba impecable".

El plan de renovación de la Torre Eiffel

En el pasado estaba previsto descapar y volver a pintar el 30% de toda la superficie de la Torre Eiffel (aunque en esta ocasión de dorado), pero el año pasado, durante las tareas de mantenimiento se encontraron huellas de plomo, un producto anticorrosivo ahora prohibido pero que se utilizó en el monumento hasta el año 1995.

Por lo tanto, las obras de renovación estuvieron paralizadas durante más de 8 meses y finalmente, debido a el aumento del coste, sólo se renovará un 5% del monumento algo que a ojos de los informes del medio anteriormente citado es insuficiente.

...

Seguro que te interesa...

Los cerezos florecen en los parques de París

Publicidad