Este arquitecto es un símbolo de Barcelona y su obra uno de los grandes motivos por el cual es la ciudad de España que más turistas recibe al año. Cada una de sus construcciones guarda muchos secretos y curiosidades que, un viajero normal, seguro que aún desconoce.

Por ello, queremos adentraros realmente a algunas de sus construcciones más emblemáticas como son La Sagrada Familia, el Park Güell, la Casa Batlló y la Pedrera-Casa Milá. Seguro que la próxima vez que veáis estas obras, lo haréis con otros ojos y además podéis contar estas curiosidades a vuestros acompañantes para dejarles anonadados.

Sagrada Familia | Pixabay

La Sagrada Familia

1- Esta obra aún no está terminada y, de hecho, no se sabe muy bien en qué año podrá estarlo, aunque su primera piedra se puso en el año 1882. Su fecha está prevista para 2026, sin embargo, todo dependerá de los parones que pueda sufrir de aquí a ese año, pudiendo alargarse.

2- Al contrario de lo que se puede pensar, Gaudí no fue el primer arquitecto elegido para esta construcción, sino que fue Francisco de Paula del Villar. Sin embargo, este acabó renunciando y el proyecto se cedió a Joan Martorrell, el cual también declinó la oferta para dársela a Antoni Gaudí, su discípulo.

3- Los planos, indicaciones y bocetos que Gaudí realizó, puesto que sabía que no iba a ver terminada esta obra, desaparecieron durante la Guerra Civil y fueron quemados. Así, nunca podremos contemplar esta obra como lo hubiéramos hecho desde los ojos del maestro.

Parque Güell | Pixabay

Park Güell

4- Quizás alguna vez se os haya pasado por la cabeza que este parque está inspirado en otro mundo fantástico y así es. Su inspiración viene de la historia de Hänsel y Gretel, algo que se puede ver en los dos pabellones que evocan a la casita de dulces y chocolate.

5- Podemos decir que Gaudí tenía una visión bastante ecologista y avanzada para su época. A través de las columnas situadas en la Sala Hipóstila, pretendía recoger el agua de la lluvia y dejar que cayera en un depósito situado justo debajo de ellas para almacenarla

6- En un principio, el Park Güell no iba a estar destinado al turismo como hoy hace, ni siquiera a ser un parque público. Lo que el artista quería era construir viviendas para las clases catalanas más poderosas.

Casa Batlló | Pixabay

Casa Batlló

7- Nuevamente y debido a su pensamiento ecológico, en la fachada de la Casa Batlló aplicó una de sus técnicas favoritas que consistía en coger deshechos de vidrio y cerámica para pintar siluetas de colores.

8- Parte de su estructura se quiere inspirar en el mundo marino y del Mar Mediterráneo. Esto se puede ver en el rellano de cada planta que, cuando lo miramos, parece que estamos sumergidos en un agua cristalina.

9- Muchos dicen que esta obra pretende ser un “organismo vivo”. Da igual al rincón que mires, que siempre parece que hay un ser vivo allí: un cetáceo en el vestíbulo de la vivienda, el vientre de una ballena…

Casa Milá | Pixabay

Pedrera-Casa Milá

10- Esta casa quería demostrar el poder que tenía la familia Milá, por lo que contaba con modernidades muy importantes para la época como agua caliente, gas o ascensores.

11- Gaudí no solo pensó en construir un hogar cómodo, sino también seguro. Para ello, creó un búnker subterráneo donde toda la familia podría esconderse en caso de conflicto bélico como la Guerra Civil o cualquier tipo de peligro.

12- Este edificio realmente no es completamente legal. El Ayuntamiento de la ciudad mandó frenar las obras porque las medidas que tenían no eran las acordes, algo que pareció no importarle mucho al artista que continuó con ella.