En Silicon Valley andan –una vez más– a la gresca a cuenta de la brecha de género. Es indudable que existe, y cada vez son más los datos que lo avalan. Puedes elegir la multinacional que quieras: el 70% de los empleados de Google son varones, igual que el 69% de los trabajadores de Facebook, el 62% de los que curran en Yahoo, el 61% de los empleados de LinkedIn y el 70% de los que cobran un jornal en Twitter. Todos los datos son oficiales, publicados por las propias compañías.

Antes se sospechaba, ahora se sabe. Si todavía no te lo crees, echa un vistazo a esta tabla de 'startups' con porcentajes aún más bajos. Lo que ni siquiera imaginábamos es que la plantilla de la red social 'para chicas', la cada vez más popular Pinterest, también reflejaría estos desequilibrios. Desgraciadamente, así es.

Mientras que casi un 80% de los usuarios de Pinterest son mujeres, un 60% de los trabajadores de la empresa son varones, cifra que se dispara en los cargos directivos hasta un 80% y en los puestos técnicos hasta un 79% ¿La excusa? La de siempre: “No estamos cerca de lo que nos gustaría ser, pero estamos trabajando en ello”. Y la esgrime en el blog de la compañía una de las pocas mujeres que son, al mismo tiempo, ingenieras, jefas y empleadas de Pinterest.

Es curiosa la contradicción. No solo el 80% de los 60 millones de usuarios activos mensuales de Pinterest son mujeres, según RJ Metrics, sino que además se encargan de publicar el 92% de los posts. Casi todos, vamos.  Los hombres, de hecho, como muestra el siguiente gráfico, cada vez se enganchan menos a la red de los tablones de fotos.

Se produjo un pico en el segundo año de vida de Pinterest y, desde entonces, la cifra de 'pins' masculinos se ha ido desplomando. Mientras, la red social crecía hasta medirse cara a cara con Twitter e incluso superarla -siempre a la sombra de Facebook- como segunda fuente social que más audiencia lleva a las páginas de Buzzfeed, el rey del periodismo viral (si es que dos palabras como estas pueden ir juntas en la misma frase).

Pero los varones se le resisten. Tal vez por eso la firma ha decidido poner al frente de sus estrategias publicitarias a David Rubin, el hombre detrás de los anuncios más polémicos –por no decir machistas- de los desodorantes Axe. Sí, él estaba allí cuando grabaron esto:

Tras quince años dedicado a hacer de la marca de Unilever un negocio multimillonario, Rubin es ahora el máximo responsable del marketing de Pinterest. También estaba allí cuando los genios de la publicidad de Axe grabaron esto otro:

¿Será este el tipo de mensaje con el que Pinterest quiere seducir a la audiencia masculina? En declaraciones a The Huffington Post un portavoz de la compañía reconoce que la misión de Rubin será “extender la marca de Pinterest a más hombres y también globalmente”, pero cuando le preguntan por su pasado se va por la tangente y afirma que “tiene mucha experiencia trabajando en diversos productos además de Axe, incluidos muchos que estaban dirigidos a mujeres”.

Es cierto que trabajó con otras marcas de cosméticos dentro de Unilever, como Dove, Suave o Tresemmé, pero también es cierto que estaba ahí cuando salieron a la luz anuncios como este:

No parece que Rubin vaya a repetir en Pinterest los excesos de Axe, pero algo tendrá que hacer para salvar las contradicciones de una empresa con un 80% de usuarias pero solo un 19% de jefas, un 21% de ingenieras y un 40% de empleadas ¿Machismo? ¿Tan solo brecha de género? En cualquier caso, la red social 'para chicas' no se libra.