TecnoXplora » Móviles

LA PANTALLA SIGUE POR LA PARTE TRASERA DEL MÓVIL

Samsung registra una patente para un concepto de pantalla envolvente

La firma coreana ha registrado una patente para uno de esos conceptos de pantalla futuristas cuyos bocetos salen a la luz de tanto en tanto. En este caso es un panel táctil que además de la parte frontal del smartphone ocuparía una porción de la trasera.

Samsung

Janitors Samsung

Publicidad

Las pantallas son uno de los campos donde los fabricantes de smartphones ponen más esfuerzo. En una etapa donde resultad difícil diferenciarse de la competencia –quedaron atrás los tiempos en que las marcas presumían de la potencia de su nuevo procesador, de tener más megapíxeles, de ser más delgados, más ligeros–, las compañías se han centrado especialmente en dos componentes físicos: la cámara y la pantalla.

Y entre el trabajo de I+D que hacen en Samsung para mejorar las próximas generaciones de móviles hay alguien que ha decidido dar un vuelco al asunto de la pantalla. Así, la compañía ha registrado una patente en Estados Unidos donde describe un nuevo concepto de panel táctil para smartphones.

La nueva pantalla se extiende hasta la parte trasera del terminal. Da la vuelta al teléfono, lo envuelve. Por supuesto, la parte principal de la interfaz se muestra en el panel frontal, mientras que detrás habría algunas aplicaciones adicionales, que el usuario podría desplegar en la sección frontal.

En los bocetos adjuntados con la solicitud de patente se puede ver cómo la parte trasera de la pantalla equivale aproximadamente a la mitad de la sección frontal. Poco más se sabe con certeza de este concepto, que quizá no llegue a desarrollarse, como ocurre muy frecuentemente con muchas de las patentes que se registran. Pero podríamos intuir que el usuario sujetaría la pantalla con una mano e interactuaría con esta misma con el panel trasero.

Samsung registra una patente para un concepto de pantalla envolvente | Janitors

El concepto tiene dificultades inherentes, aparte de la comodidad y la utilidad que finalmente llegara a tener un smartphone de este estilo. Y es que el panel tendría que ser curvo –mucho– para envolver el terminal. Además, la pantalla es una de las partes más caras de un móvil, con lo que su aumento de superficie y de complejidad elevarían el precio del dispositivo. Por no hablar de las dificultades que tendría Samsung para adaptar su versión de Android a este tipo de pantalla. Una vez que lo hicieran aún tendrían que convencer a los desarrolladores para que adaptaran algunas de sus aplicaciones a las supuestas ventajas que este tipo de panel traería.

Lo cierto es que Samsung ha sido uno de los fabricantes de móviles que más ha experimentado con los cambios de diseño en la pantalla. Algunos los ha aplicado a sus productos comerciales, como los bordes curvos. Pero las ideas más extravagantes se han quedado de momento en el cajón. Aunque hace poco la compañía confirmó por error la llegada de un dispositivo de pantalla flexible.

Eso solo ha sido una anécdota en medio de un aluvión de demostraciones en el CES y otras ferias, donde se exhibían pantallas flexibles. Esto sin que faltase el coqueteo con las tabletas plegables. Sin embargo, todo esto pertenece más al show y a la carrera por hacer imagen de marca que al mundo del mercado comercial, de lo que se vende y se puede comprar.

Publicidad