Después de los difíciles momentos que hemos pasado a causa del COVID-19, seguro que estabas deseando que llegara el verano. Sin embargo, para los dispositivos tecnológicos es la peor época del año

En el verano, muchas personas llevan sus dispositivos móviles a sus vacaciones porque no pueden desconectarse. Sin embargo, debes tener mucho cuidado. Por ejemplo, los smartphones sufrirán una exposición excesiva debido a las altas temperaturas, lo que puede tener efectos muy adversos a corto plazo. Llevarlo a la playa o la piscina es un problema. La arena o el polvo pueden estropear los circuitos internos del dispositivo o rayar la pantalla, sin mencionar el peligro de que el teléfono caiga al agua.

Cuidado con los rayos del sol

Ya sea que elijamos un destino costero o no, las altas temperaturas y el buen clima va a ser rutina. Lo recomendable es exponer nuestro móvil a los rayos directos del sol, si hace un calor extremo. Si la temperatura del teléfono es demasiado alta, nuestro dispositivo sufrirá demasiado pudiendo ser muy perjudicial en la pantalla y otros componentes.

Para evitar esta situación, podemos optar por dejar el teléfono inteligente en casa, pero para muchas personas, esta no es una tarea fácil. Hoy en día, muchos necesitan mantenerse conectadas en todo momento en caso de una emergencia. Aún así, se recomienda evitar su us para asegurarse de que no se sobrecaliente o ensucie. Además, es una buena forma de desconectar un poco y disfrutar de la familia y amigos.

La arena, el polvo son muy perjudiciales

En verano, debido a que no llueve, el ambiente es más seco. Si a esto, le agregamos la playa, nuestros teléfonos inteligentes pasarán más tiempo expuestos al polvo y la arena. Se recomienda evitar que esto suceda colocándole una buena funda y un protector de pantalla, como por ejemplo un cristal templado, o directamente guardándolo en una bolsa estanca especial para la playa, para ayudar a proteger la pantalla de agentes externos.

Bolsa impermeable | Aukey

Bolsas impermeables, protégelo del agua

Cuando se trata de proteger sus dispositivos móviles, cada vez más personas recurren a esta opción. Si aún no tiene una funda impermeable como uno de los accesorios básicos. Le recomendamos encarecidamente que elija uno de ellos de inmediato. No solo en verano, también protege su teléfono contra caídas en cualquier momento. Además de caerse, cuando vamos a la playa, su teléfono inteligente puede protegerse del sol, la arena o la misma agua.

En caso de que tu smartphone tenga suciedad

Después de regresar de lugares polvorientos como la playa, lo normal es que nuestros teléfonos inteligentes estén muy sucios. Hay buenos kits de limpieza de polvo en el mercado que pueden ayudarlo a mantener el equipo completamente limpio, lo que lo convierte en uno de los accesorios que valen la pena.