Escribir desde el móvil, también conocido como texting, se ha convertido en un arte al que no todos nos hemos adaptado de la misma manera. Los que estamos acostumbrados a escribir casi con los ojos cerrados en un teclado tradicional no tenemos por qué estar habituados precisamente con la escritura en el móvil, que es completamente distinta. Tradicionalmente ha sido más difícil escribir en el teclado de un móvil que en un teclado tradicional, pero como es lógico, la práctica lo es todo para mejorar la manera en que nos desenvolvemos con este tipo de teclados. Y parece que el día a día ha conseguido que muchos usuarios móviles sean ya prácticamente tan rápidos escribiendo desde un móvil como desde un teclado tradicional, al menos eso demuestra un estudio.

Casi tan veloces como en los teclados tradicionales

Como lo definen desde la Universidad finlandesa de Aalto, ha sido el experimento más grande hasta la fecha para poder arrojar luz sobre el estado de la escritura en pantalla táctil. Y los resultados han sido sorprendentes, porque se ha constatado que la brecha entre la escritura en pantallas táctiles como las de nuestros móviles y la que podemos hacer en un teclado tradicional de un ordenador, se ha reducido considerablemente. Hasta el punto de ser casi tan rápidos los que escriben en pantallas táctiles como los que lo hacen en los teclados físicos. El estudio ha sido realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge y ETH Zürich.

Escribiendo en un smartphone | Photo by LinkedIn Sales Navigator on Unsplash

Estos han analizado la velocidad de escritura de más de 37.000 personas en una prueba de mecanografía online. Los participantes tuvieron que dar su permiso para realizar esta prueba. En ella el sistema registra las pulsaciones de las teclas que hicieron en la pantalla escribiendo el mismo número de oraciones. Gracias a esta prueba, pudo comprobar que la velocidad de escritura en pantallas táctiles ha aumentado muchísimo. De hecho alcanzaron una media de 35 palabras por minuto aquellas personas que han escrito en la pantalla utilizando los dos pulgares. Esta velocidad es solo un 25% menos de la que se consigue de media escribiendo desde un teclado normal. Por lo que se demuestra que la distancia es cada vez menor.

Según los investigadores, con un teclado físico se pueden llegar a escribir hasta 100 palabras por minuto, pero cada vez son menos personas las que pueden conseguir estas marcas. De hecho la mayoría puede conseguir velocidades de entre 35 y 65 palabras por minuto desde un teclado físico. Por lo que la marca más baja estaría al mismo nivel de la más alta en una pantalla táctil, lo que ya en si es una victoria para estos últimos. Según los investigadores, la brecha de escritura podría cerrarse en un futuro cercano, gracias a los correctores móviles y los métodos de escritura inteligente en los móviles. De todos los usuarios que se han analizado en este estudio, el más rápido ha conseguido la increíble cifra de 85 palabras por minuto escribiendo desde un panel táctil.