TecnoXplora » Móviles

PROTEGE BIEN LA INFORMACIÓN DE TUS DISPOSITIVOS MÓVILES

Consejos para mejorar la seguridad de tu móvil en Android, iOS y Windows Phone

En nuestros dispositivos móviles cada vez almacenamos más información personal que, evidentemente, debemos mantener bien protegida. Dedicar tiempo a los ajustes de seguridad de nuestro dispositivo móvil no es malgastarlo, sino todo lo contrario: es una inversión que nos evitará problemas y permitirá que disfrutemos de nuestros dispositivos de una manera mucho más segura.

Seguridad informática

TecnoXplora Seguridad informática

Publicidad

Hace tiempo que nuestro smartphone dejó de ser un dispositivo con el que hacer llamadas telefónicas y pasó a convertirse en mucho más que eso: son una de nuestras principales puertas de acceso a internet y, evidentemente, cada vez almacenamos más información personal en ellos.

Contactos, fotografías, vídeos, conversaciones de carácter personal o los correos electrónicos de nuestro trabajo son algunos ejemplos de la información que, típicamente, podemos encontrar en nuestros dispositivos móviles; una información que debemos mantener protegida y lejos de “terceros con no muy buenas intenciones”.

¿Y qué debemos hacer? ¿Cómo podemos proteger la información de nuestros dispositivos móviles? Cuando sacamos nuestro tablet o nuestro smartphone de su caja, es habitual que nos centremos en la instalación de nuestras apps favoritas. Sin embargo, vale la pena que sigamos algunos de estos consejos para configurar, además, los aspectos clave que nos ayudarán a proteger nuestra información.

Controla quién puede acceder a tu dispositivo móvil

Uno de los aspectos básicos a configurar en nuestro dispositivo móvil es el bloqueo del mismo. Es decir, hacer que sea obligatoria la introducción de una contraseña para poder acceder al dispositivo. Aunque pueda parecer una obviedad, aún son muchos los usuarios que no bloquean sus dispositivos con una contraseña y, por ejemplo, si los pierden o son víctimas de un robo, sus datos estarán a merced de cualquiera.

En el caso de los dispositivos de Apple, desde el iPhone 5s, contamos con una medida de seguridad adicional: Touch ID, es decir, un lector de huellas dactilares que aún hace “más personal” el uso de nuestro dispositivo móvil. Otro dispositivo que también incluye lector de huellas dactilares es el Samsung Galaxy S5 y también podremos usarlo para desbloquear nuestro terminal.

¿Qué hacer si nos roban nuestro dispositivo? ¿Cómo podemos localizarlo en caso de pérdida?

Aunque pensemos que somos muy cuidadosos y que tenemos buena memoria, es importante que estemos preparados para reaccionar si, por ejemplo, olvidamos nuestro smartphone en la mesa del restaurante o si, por ejemplo, somos víctimas de un robo.

No es la primera vez que, precisamente, tratamos este aspecto en TecnoXplora y hace tiempo hablamos del caso concreto del iPhone. Los dispositivos iOS, a través de iCloud, pueden activar la opción “Buscar mi iPhone/iPad/iPod” para poder ubicar su dispositivo, hacer sonar una alarma, mostrar un mensaje en pantalla o borrar los datos del dispositivo en remoto.

En el caso de Android, los usuarios deberán acceder a las ajustes de Google del dispositivo y, una vez ahí, entrar en Administrador de dispositivos para activar las opciones de localización y bloqueo remoto (o eliminación de datos en remoto para prevenir accesos no autorizados), como también os contamos aquí.

Android Devide Manager

Una vez activadas estas opciones, si queremos controlar nuestro dispositivo móvil Android tendremos que acceder a la web del Android Device Manager que Google lanzó el año pasado. Desde esta aplicación web (que también está disponible en forma de app Android para gestionar, desde un dispositivo móvil, otros dispositivos) podremos ver ubicados en un mapa nuestros terminales Android y, en caso de robo o extravío, podremos hacer sonar una alarma, bloquearlo o borrar los datos del terminar a distancia.

En el caso de Windows Phone, los usuarios que quieran mantener controlado su dispositivo móvil tendrán que acceder a la página web de Windows Phone. Una vez dentro, en el menú de opciones encontraremos la entrada “Encuentra mi teléfono” que nos mostrará, en un mapa, la localización de nuestro terminal móvil y, además, nos permitirá borrar sus datos a distancia, hacer sonar una alarma o bloquearlo.

Encuentra mi teléfono

Además de las opciones que ofrecen las tres principales plataformas del mercado, aplicaciones como Prey o Lookout también nos ofrecen la opción de controlar nuestros dispositivos y poder actuar en caso de pérdida y robo.

Finalmente, en el peor de los casos, si no hay opción a que recuperemos nuestro terminal, podremos denunciar su pérdida y robo e informar a nuestro operador para que procedan a bloquear el registro del mismo en las redes de todos los operadores móviles. ¿Cómo hacerlo? La respuesta es simple, facilitándoles el código IMEI, un identificador unívoco de nuestro terminal aunque, eso sí, es un dato que debemos tener anotado, por ejemplo, en un servicio como Evernote.

Aplicaciones, jailbreaks y actualizaciones

Instalar una aplicación en nuestro dispositivo móvil es extremadamente sencillo, tanto que rara vez nos pensamos dos veces si debemos hacerlo

¿Acaso hay algo que pensar antes de instalar una aplicación en nuestro dispositivo? La respuesta es claramente sí. En el caso de plataformas como Android es importante que echemos un vistazo a los permisos que solicitan las aplicaciones que instalamos en nuestro dispositivo; cuando una aplicación solicita más de los que debería quizás nos encontremos ante una aplicación que esconde alguna trampa. No tiene sentido que, por ejemplo, un juego requiera acceso a nuestros SMS, nuestros correos electrónicos y nuestra agenda de contactos; tampoco tiene mucho sentido que una aplicación para transformar nuestro dispositivo en una grabadora de sonido requiera acceso a los mensajes.

También es importante que echemos un vistazo a las opiniones de otros usuarios y, por supuesto, que evaluemos si la aplicación procede de una compañía o desarrollador de confianza.

Siguiendo con la estela de Android, en esta plataforma tenemos la opción de instalar aplicaciones de otros markets distintos del oficial de Google. Aunque esta opción esté disponible, no deberíamos instalar aplicaciones de “Orígenes desconocidos” ni de marketsno oficiales para así evitar problemas y malware no deseado.

Google, contra las notificaciones abusivas en Android

Aunque iOS sea un ecosistema controlado y Apple revise las aplicaciones antes de publicarlas en la App Store, en el momento en el que le hacemos jailbreak a nuestro dispositivo iOS estamos abriendo las puertas a todo tipo de aplicaciones “no controladas” donde las únicas garantías que tenemos son las “promesas” que hagan los desarrolladores (y no tendrían por qué declarar todo lo que hacen sus aplicaciones o los permisos que requieren).

Otro detalle importante son las actualizaciones porque en buena parte suelen corregir fallos de seguridad y, por tanto, contribuyen a mantener la seguridad de la plataforma.

iPhone 6 y iPhone 6 Plus

Copias de seguridad, mantén a salvo tus datos

Además de sufrir un robo o la pérdida de nuestros dispositivos, otro de los riesgos a los que nos enfrentamos son las averías graves que puedan dejar nuestro terminal totalmente inutilizado. Si no somos previsores, además de perder nuestro terminal, también perderemos nuestros datos salvo que hayamos dedicado algo de tiempo a realizar copias de seguridad.

Las copias de seguridad, o backups, son algo muy importante: un respaldo de nuestra información personal que tendremos disponible en caso de accidente o pérdida de nuestro dispositivo, evitando que perdamos información clave.

Los usuarios de iOS, a través de iCloud, lo tienen bastante fácil porque es posible activar la copia de seguridad de la información de nuestro terminal siempre que éste esté cargado y conectado a una red Wi-Fi, realizándose la copia sin que tengamos que intervenir.

En el caso de Android, en los ajustes de privacidad, encontraremos una opción para sacar una copia de seguridad de los datos de configuración y ajustes de nuestro dispositivo. Es decir, la información más básica como, por ejemplo, las contraseñas de las redes Wi-Fi almacenadas. Para realizar una copia de seguridad de los contenidos, como por ejemplo las fotografías, tendremos que recurrir a servicios como Dropbox o OneDrive que, en sus aplicaciones para Android, nos ofrecen la posibilidad de subir automáticamente nuestras fotos a la nube.

Los usuarios de Windows Phone también disponen de esta posibilidad a través de los ajustes de configuración. En este caso, la copia de seguridad es, al igual que en Android, algo limitada puesto que se ocupa de salvaguardar los favoritos de Internet Explorer, configuración del terminal, historial de llamadas, la configuración de los temas y colores del interfaz, contraseñas almacenadas y aplicaciones instaladas.

Publicidad