Sin duda es uno de los móviles más esperados del próximo año, la segunda generación del iPhone SE, que podría convertirse en el móvil de Apple más barato que haya llegado nunca a una tienda. Son ya cuatro años los que han pasado desde el lanzamiento del iPhone SE original, y en este tiempo se ha fantaseado mucho y se ha hablado quizás demasiado sobre la fecha en que llegará a las tiendas. Ahora, una vez más, todos tenemos en mente las informaciones de diversos analistas, que apuntan a la primavera de 2020 como el momento elegido para el lanzamiento de esta nueva generación. Y mientras seguimos conociendo nuevas informaciones acerca de cómo podría ser el diseño de este nuevo smartphone de Apple. Y hoy nos paramos a conocer el que sin duda ha sido uno de los diseños más conseguidos del posible nuevo iPhone.

Quizás sea el diseño ideal, aunque tendrá difícil convertirse en realidad

Del iPhone SE 2 se esperan muchas cosas, aunque sin duda alguna la mayor expectación que levanta es aquella que gira entorno a su precio, que podría ser el más bajo que viéramos en un iPhone durante años. El iPhone SE ya fue un móvil bastante barato, pero parece que este nuevo modelo podría superarle. Son bastante habituales los render en 3D que imaginan cómo será el diseño de un determinado teléfono. Y el caso del iPhone SE 2 no es una excepción, ya que como hemos comprobado ahora, estos render siguen estando de actualidad, con una nueva hornada que imagina su diseño.

En este caso se trata de unos diseños que hemos conocido gracias a ConceptsiPhone, que nos muestran con detalle cómo sería el diseño del nuevo iPhone SE 2. Siempre estamos hablando de la imaginación del diseñador, y no de imágenes oficiales, pero desde luego en este caso está más que conseguido un diseño que podemos catalogar como futurible. Como podéis observar en las imágenes se trata de un diseño realmente atractivo, que nos muestra un teléfono con la clara base del iPhone SE original, y elementos de los nuevos iPhone. El aspecto original del iPhone SE le vemos por ejemplo en el perfil recto del teléfono, en lugar del más curvo con el que cuentan los últimos iPhone.

En el diseño también podemos observar una cámara de fotos dual, con un aspecto idéntico a la del iPhone 11, siendo uno de los aspectos más reconocibles. En la pantalla no habría un notch tan grande como en el de los iPhone 11, pero sí existiría una “mancha” en la parte superior donde se escondería la cámara de fotos frontal, y no sabemos si también el Face ID. Ya que por otro lado se ha dejado caer que este nuevo modelo podría contar con un lector de huellas en la pantalla, siendo el regreso del Touch ID, aunque con un concepto diferente. Desde luego si Apple lanza un teléfono con este diseño y un precio entre los 400 y 600 euros, estamos seguros que se convertiría en todo un éxito masivo de ventas, pero lo más seguro es que no sea tan atractivo como el que han imaginado en estas imágenes.