TecnoXplora » Gadgets

LA REALIDAD VIRTUAL COMPRADA POR FACEBOOK

El 'coitus interruptus' de Oculus Rift con el porno

El fundador de Oculus Rift comentó en una conferencia que la compañía no pondría límites al contenido que aparecerá en las gafas de realidad virtual, pero posteriormente un portavoz ha negado que el porno vaya a tener cabida en el dispositivo.

Oculus Rift

DefconPlay Oculus Rift

Publicidad

Al fundador de Oculus Rift Palmer Luckey, de tan solo 22 años, se le preguntó durante la Silicon Valley Virtual Reality Conference hace unas semanas si su compañía bloqueará el contenido para adultos. En un arranque de espontaneidad, Luckey dijo que Oculus Rift era una plataforma abierta.

No controlamos el software que puede funcionar en ella”, apuntó, pese a que después matizó su afirmación señalando que la introducción de contenido para adultos era algo importante, que no se podía tomar a la ligera. Sin embargo, pareció que Oculus Rift iba a ir por libre en este camino. Por libre de Facebook, que compró la empresa en 2014 por unos 2.000 millones de dólares y evidentemente tiene previsto encuadrar su producto dentro de su estrategia corporativa.

La política de Facebook respecto a desnudos o cualquier otro tipo de contenido que pueda considerarse de carácter sexual es tajante, como ha quedado demostrado en alguna ocasión. En principio las aplicaciones y el contenido para Oculus se regirán por sus propios términos de servicio, en los que no aparece ninguna referencia explícita al contenido para adultos… ni a ningún otro tipo de contenido, con lo que los límites se dejan aparentemente abiertos. No solo en lo que se refiere al porno sino también en lo concerniente a la violencia.

Queda claro a estas alturas que el público más apasionado Oculus Rift, al menos al principio, será el sector 'gamer'. Aunque claro, algunos de los videojuegos cuya experiencia se podría hacer más espectacular gracias a las gafas de realidad virtual tienen dosis de violencia considerables. Este es otro aspecto polémico que la plataforma deberá decidir en el futuro y sobre el que no se ha pronunciado claramente.

Foto: John Hampton en Flickr CC

Pero dejemos la violencia y volvamos al porno, que ahí sí ha habido novedades. Unas semanas después de que el fundador de Oculus Rift se mostrara condescendiente con el contenido para adultos, un portavoz de la compañía selló la polémica: “Oculus solo distribuye contenido de desarrolladores que cumple con sus términos de servicio, los cuales prohíben que el contenido pornográfico forme parte de la Oculus Store”, señaló.

Parece que Facebook tiene otros planes para las gafas de realidad virtual como para dejar que todo valga en la Oculus Store. Como no podía ser de otra forma, los responsables del dispositivo –y de la tienda– se reservan el derecho a impedir el acceso a los usuarios a contenidos que presenten riesgos para la salud, la seguridad o violen los estándares de la comunidad.

Esto no quita para que, como ha ocurrido en otras plataformas, al lado de la Oculus Store nazcan otras tiendas no oficiales que distribuyan contenido que no esté disponible en el mercado de aplicaciones de la compañía.

Publicidad