TecnoXplora » CienciaXplora

SONIDOS DE PRIMAVERA

Los pájaros pían menos por la contaminación

Un estudio de la Universidad de East Anglia ha analizado los cantos de miles de pájaros durante 25 años y ha observado que, cada vez, los paisajes naturales son más silenciosos.

Pájaro

Diane Theresa Hendrick para Unsplash Pájaro

Publicidad

Para algunas personas, ir al campo significa desconectar y disfrutar de la naturaleza. Escuchar los pájaros, ver el deshielo, florecer los árboles... Sin embargo, una de estas acciones ya no se puede disfrutar tan a menudo por la contaminación: escuchar piar a las aves.

Un estudio llevado a cabo por un equipo internacional de investigadores y dirigido por la Universidad de East Anglia, UEA, ha desarrollado una técnica de monitoreo de aves. Con este mecanismo, los científicos han combinado datos de monitoreo de bases de datos públicas con grabaciones de especies individuales en la naturaleza. Han logrado reconstruir los paisajes sonoros de más de 200.000 sitios de Estados Unidos y Europa durante los últimos 25 años.

En palabras del autor principal de la investigación, Simon Butler, el canto de los pájaros influye en la calidad de las experiencias humanas de la naturaleza. Sin embargo, "la disminución generalizada de las poblaciones de aves y los cambios en la distribución de las especies en respuesta al cambio climático significan que es probable que las propiedades acústicas de los paisajes sonoros naturales estén cambiando", explica el doctor de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UEA.

Recreación de los paisajes de sonidos

El doctor Butler detalla que las grabaciones de sonido de hace varios años no existen para la mayoría de los lugares analizados, por lo que necesitaron un nuevo enfoque para desarrollar su estudio. Para ello, utilizaron los datos anuales de conteo de aves de los sitios de la Encuesta de Aves Reproductivas de Estados Unidos y del Programa Paneuropeo de Monitoreo de Aves Comunes y los combinaron con grabaciones de más de 1.000 especies que se habían registrado en la base de datos pública y con acceso en Internet Xeno-canto.

Con ambas fuentes de datos, los investigadores de la UEA pudieron reconstruir los distintos paisajes históricos que estudiaron. Después, el equipo internacional cuantificó las características acústicas de estos paisajes utilizando cuatro índices que medían la distribución de la energía acústica a lo largo de las frecuencias y el tiempo. Estos análisis ayudaron a cuantificar la diversidad de cada paisaje sonoro.

"Disminución de la diversidad acústica"

Como conclusión al estudio del canto de los pájaros en Estados Unidos y Europa en los últimos 25 años, el doctor Butler añade que encontraron "una disminución generalizada en la diversidad acústica y la intensidad de los paisajes sonoros naturales, impulsada por cambios en la composición de las comunidades de aves".

Estos resultados sugieren que las primaveras se están volviendo más tranquilas y que hay cada vez menos pájaros y menos variedad en sus cantos. Además, los científicos relacionan el declive de la naturaleza y la acción humana como agentes implicados en esta acción.

Diferentes especies causan distintos efectos en la naturaleza

Los investigadores de la UEA afirman que "la relación entre los cambios en la estructura de las comunidades de aves y las características del paisaje sonoro resultante no es fácil de predecir". Entre las razones que el equipo que realizó el estudio da está la que comparte Catriona Morrison, participante en el mismo: "En general, encontramos que los sitios que han experimentado mayores disminuciones en la abundancia total y/o la riqueza de especies también muestran mayores disminuciones en la diversidad e intensidad acústica".

Sin embargo, Morrison destaca que la estructura inicial de una comunidad de aves y las características de sus cantos también determinan cómo cambian los paisajes sonoros. "Por ejemplo, es probable que la pérdida de especies como la alondra o el ruiseñor, que cantan canciones ricas e completas, tenga un mayor impacto en la complejidad del paisaje sonoro que la pérdida de especies", como las gaviotas o córvidos como las urracas, detalla Morrison.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Los perros saben reírse y podemos distinguir cuándo lo hacen

Publicidad