TecnoXplora » CienciaXplora » Descubrimientos

ESTUDIO PUBLICADO RECIENTEMENTE EN LA REVISTA NATURE

La evolución nos hace más listos y altos, pero no más sanos

La evolución humana es necesaria para la mejora de la adaptación de nuestra especie al entorno, gracias a que elimina defectos y perfecciona virtudes. Sin embargo, hay algo en lo que este fenómeno no juega un papel a nuestro favor: la salud. Así se ha desprendido de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido), y publicado recientemente en Nature, que revela que somos más listos y altos, pero no necesariamente más sanos.

La evolución nos hace más listos y altos, pero con fallos de salud

Cienciaxplora Más altos y listos, pero con problemas de salud

Publicidad

Un estudio publicado recientemente ha llegado a la conclusión de que, a pesar de habernos convertido en más altos y listos a lo largo de la historia, nuestra salud no ha evolucionado tanto. A esta conclusión se ha llegado tras analizar la información sobre salud y genética de más de 100 estudios de todo el mundo.

Se recogieron datos de alrededor de 350.000 personas en total. Los resultados, que han sido sorprendentes para los investigadores, muestran que la diversidad genética se relaciona íntimamente con una mayor estatura, así como con una mayor capacidad cognitiva y mayor nivel educativo.

Sin embargo, en el estudio no se observaron ventajas de esta diversidad genética, que se incrementa cuanto más lejano sea el parentesco con los padres, en los niveles de colesterol o presión sanguínea, dos factores de  riesgo que cumplen un papel muy importante en enfermedades graves como las cardiovasculares o la diabetes.

Según los autores del trabajo, estos resultados contradicen los de otros anteriores, que afirmaban que cuanto más nos parecíamos a nuestros padres, existían más posibilidades de que una persona sufriese determinadas enfermedades. Investigaciones anteriores habían determinado que las probabilidades de que los hijos de primos carnales tuviesen defectos congénitos era solo un 1,7% mayor que el de parejas sin parentesco cercano. Además, la tasa de mortalidad es un 4,4% más elevada.

La evolución nos hace más listos y altos, pero con fallos de salud

La teoría de la evolución humana ideada por el famoso Charles Darwin cambió por completo la visión de la vida, sustentada hasta entonces en la creación divina. Actualmente, existe cierta controversia en la comunidad científica acerca de si el ser humano continúa evolucionando y, por tanto, experimentando cambios en su genoma que lo hagan irreconocible en unos siglos.

Por un lado, ciertos investigadores opinan que la selección natural ha dejado de afectar a los humanos debido a la rapidez de los avances tecnológicos, que permiten, entre otras cosas, la manipulación genética del cigoto.

Sin embargo, la mayoría sigue pensando que el hombre se encuentra en permanente evolución y que las selecciones natural y sexual se mantienen vigentes en nuestra especie, y es que no hemos alcanzado el grado máximo de adaptación al entorno, cada vez más cambiante debido, precisamente, a dicho desarrollo tecnológico. Un aspecto curioso que para algunos científicos supone una ventaja evolutiva es saber mentir, ya que los conflictos de intereses provocan que en la naturaleza se favorezca a los individuos que suprimen o tergiversan la información.

Publicidad