TecnoXplora » CienciaXplora

DETENER LA EXPANSIÓN DE LA ENFERMEDAD

Descubren una forma de bloquear la infección por COVID-19

Un grupo de investigadores belga ha conseguido aislar un azúcar de las células humanas que utiliza el virus para infectar a la persona.

Publicidad

Científicos belgas de la Universidad de Lovaina y Namur han conseguido aislar un tipo de azúcar presente en las células humanas y que utiliza el virus de la COVID-19 para infectar a los pacientes. De esta forma, el descubrimiento abre la esperanza a desarrollar un medicamento antiviral que se aplicaría en forma de aerosol.

Desde que se comenzó a investigar el coronavirus, en 2020, los científicos conocen que el SARS-CoV-2 interactúa mediante su proteína espiga antes de alcanzar el receptor humano ACE2. Ahora, los investigadores belgas, cuyo estudio ha sido publicado en la revista Nature Communications, han logrado bloquear los contactos entre el virus y la proteína humana y así frenar la transmisión de la enfermedad.

Para lograr este descubrimiento, el equipo del investigador David Alsteens estudió la interacción entre los ácidos siálicos, una clase de residuos de azúcar que están en la superficie de las células humanas, y su actividad con la proteína espiga o spike del virus SARS-CoV-2, tal y como relata 'Le Soir'.

El SARS-CoV-2 interactúa más con un tipo de azúcar

Los investigadores ya sabían que los residuos de azúcar permiten que los virus identifiquen más fácilmente los objetivos celulares, además de facilitar la unión entre ambos agentes. Por esa razón, los científicos belgas se centraron en el estudio de cómo sucedía ese proceso de infección.

Después de sus investigaciones, el equipo belga dilucidó que el tipo de azúcar con el que más interactuaba la proteína espiga o S del coronavirus era el ACE2. Este componente de las células humanas actúa como una llave de entrada para los virus de la COVID-19.

Tras alcanzar estas conclusiones, los científicos intentaron evitar que el virus se adhiriera a la célula humana. Para ello, bloquearon los puntos de unión de la proteína espiga, de modo que no podía interactuar con la superficie celular. "Si el virus no se adhiere a las células, ya no sabe cómo entrar y, por lo tanto, muere. Gracias a este bloqueo, prevenimos la infección", relataron desde la Universidad de Lovaina.

Más estudios y un posible fármaco

Ahora el equipo de investigación belga está probando sus descubrimientos en ratones, a los que aplica este bloqueo de los enlaces del virus y observa si los animales se contagian. Los científicos esperan que, si los resultados son satisfactorios, estos permitan desarrollar un antiviral.

Este antiviral, tal y como relatan, se aplicaría en forma de aerosol y su máxima ventaja es que sería eficaz para todo el coronavirus, independientemente de las nuevas mutaciones que pudieran surgir.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Cómo actúo si tengo síntomas de COVID-19? ¿Puedo ir a trabajar contagiado?

Publicidad