TecnoXplora » CienciaXplora

ANUARIO ASTRONÓMICO

Cuándo ver las Dracónidas, la primera lluvia de estrellas del otoño

Esta lluvia de meteoros, conocidos también como Giacobínidas, iluminará el cielo nocturno como las Perseidas de agosto

Cuándo ver las Dracónidas, la primera lluvia de estrellas del otoño

Unsplash Cuándo ver las Dracónidas, la primera lluvia de estrellas del otoño

Publicidad

La lluvia de estrellas de las Dracónidas supone uno de los acontecimientos más importantes en el calendario astronómico del otoño. Tiene una intensidad normal dentro del anuario de lluvia de estrellas y, durante su pico, la duración es de tan solo unos minutos, por lo que es conveniente estar preparado para su observación.

¿Cuándo son?

Las Giacobínidas siempre caen los primeros días del otoño, entre el 6 y el 10 de octubre. En España, el máximo de intensidad para ver las Dracónidas se prevé para la noche del viernes 8 de octubre. La razón es que la órbita del cometa Giacobini-Zinner se aproxima a la órbita de la Tierra durante esta época del año.

¿Qué es y cómo se produce una lluvia de estrellas?

Estos fenómenos astronómicos tienen lugar cuando nuestro planeta pasa cerca de “restos” que provienen de la disgregación de los cometas – en este caso, el Giacobini-Zinner –. Los cometas están formados por una combinación de elementos congelados y “suciedad espacial”. Al pasar cerca del Sol, el calor produce que muchos elementos se deshagan del núcleo. Cuando este “polvo” desprendido del cometa entra en la órbita de la Tierra, es cuando observamos la maravillosa lluvia de estrellas fugaces en el cielo nocturno.

Curiosamente, estas partículas son diminutas, del tamaño de un grano de arena. Sin embargo, cuando se desintegran en la atmósfera viajan a una velocidad de 20 kilómetros por segundo – una velocidad baja desde el punto de vista astronómico – haciendo que percibamos esas rayas de luz “lentas” en el cielo.

¿De dónde viene el nombre?

Las Dracónidas son meteoros de baja velocidad que radian de la constelación del Dragón, o la constelación Draco, que cuenta con unas 211 estrellas. A pesar de ser uno de los dibujos estelares más grandes, sus estrellas no son muy brillantes. La cabeza del dragón se encuentra mirando hacia el noroeste, cerca de la Osa Menor.

En 1933 y 1946 hubo tormentas de miles de Dracónidas. Se llegó a contabilizar un máximo de 345 meteoros por minuto (THC = 10.000). La Tasa Horaria Cenital es el número máximo calculado de meteoros que un observador podría ver bajo un cielo completamente despejado. En 2011 también se produjo una de las mayores lluvias de Dracónidas, con una THC de 700.

Consejos para disfrutarlas

Las lluvias de estrellas, al contrario que otros fenómenos astronómicos, se ven mejor a simple vista, por lo que no es necesario el uso de telescopio para su observación. Eso sí, antes de poner rumbo hacia una zona con baja contaminación lumínica para poder disfrutarlas bien, te recomendamos que compruebes el tiempo para asegurarte de que el cielo esté despejado.

Por último, hay que tener en cuenta el calendario lunar, ya que en las noches de luna llena es más complicado percibirlas. Afortunadamente, la luna nueva este octubre será la noche del 6, por lo que se podrá disfrutar durante la lluvia de Dracónidas el día 8 de un cielo totalmente negro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

La NASA busca voluntarios para vivir en una simulación de Marte durante un año

La NASA busca voluntarios para vivir en una simulación de Marte durante un año
La NASA busca voluntarios para vivir en una simulación de Marte durante un año | Pixabay

Publicidad