SUELDO Y CAPACIDAD COGNITIVA

Cobrar poco y otros factores que provocan pérdidas de memoria a largo plazo

Varios estudios demuestran esta teoría, que se ceba con ciertos grupos poblacionales y viene influenciada por la situación socioeconómica parental.

Publicidad

La Conferencia Internacional de la Asociación de Alzhéimer, AAIC, ha servido para presentar numerosas investigaciones acerca del deterioro cognitivo y los factores que lo causan. A través de cuatro estudios, científicos de diferentes universidades de alrededor del mundo han demostrado que percibir un salario por debajo de la media puede provocar pérdidas de memoria a largo plazo.

Factores como la situación socioeconómica, las desventajas de algunos grupos poblacionales y los sueldos bajos persistentes están relacionados con un riesgo alto de demencia y un deterioro más rápido de la memoria.

El estatus socioeconómico y la salud no solo tienen que ver con el trabajo que una persona tiene o cómo de sana está. Muchas veces también influyen otros factores, como que el deterioro cognitivo dependa de las condiciones de un individuo cuando nace, crece, vive trabaja y envejece. Estas son los cuatro estudios de la AAIC y sus conclusiones.

1. El estatus socioeconómico y el riesgo de demencia

"Tanto la privación socioeconómica individual como la de nivel comunitario contribuyen al riesgo de demencia", comentan desde la Conferencia. Esa es la conclusión principal a la que llegaron Matthias Klee y sus colegas de la Universidad de Luxemburgo, Oxford y Exeter al analizar datos de 196.368 personas británicas.

Asimismo, los científicos observaron que que un grupo poblacional de un vecindario desaventajado, por ejemplo, sufra privación económica se relaciona directamente con un riesgo aumentado de demencia. Además, el riesgo de demencia es más alto para aquellas personas con riesgo genético moderado o alto de sufrirlo.

2. Algunos grupos poblacionales más desaventajados

Por otra parte, Anthony Longoria y sus colegas de la Universidad de Texas analizaron el estatus socioeconómico y su relación con el deterioro cognitivo en varios grupos de población. Los resultados ilustraron que los individuos negros y latinos tienen, en Estados Unidos, más dificultad de pagar las necesidades básicas y menor calificación en las pruebas cognitivas.

Los científicos llegaron a esta conclusión después de examinar datos de 3.858 personas diversas del estudio previo Dallas Heart. Además, descubrieron que los recursos de baja calidad, así como el mal acceso a la comida y la exposición a la violencia también se relacionan con puntuaciones cognitivas más bajas.

"Esto es importante dado que los grupos minoritarios experimentan desproporcionadamente la adversidad económica y la desventaja comunitaria, además de ser más propensos a ser diagnosticados con demencia y recibir menos atención oportuna", explicó Longoria en la AAIC.

3. El estatus socioeconómico parental también influye

Desarrollarse y vivir en un entorno favorable económicamente hablando no solo depende del propio individuo; sino también de quien lo cría. Por tanto, científicos de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, han asociado el estatus socioeconómico parental más alto con "resiliencia aumentada a los efectos negativos del marcador de Alzheimer ptau-18", función base de un deterioro cognitivo más lento.

Por tanto, crecer en un ambiente socioeconómico alto se asocia a un impacto reducido del marcador ptau-18 en la memoria, el habla y la función ejecutiva.

4. Relación entre sueldos y desarrollo cognitivo

Para probar el enlace entre ambos conceptos, científicos de la Universidad de Columbia estudiaron los datos de 2.879 personas nacidas entre 1936 y 1941. Para averiguar el impacto del sueldo que percibían, los investigadores dividieron los datos en tres grupos según sus salarios: los que siempre tuvieron bajos, los que nunca los tuvieron y los que a veces los tuvieron.

Después, obtuvieron información sobre sus salarios en 1992 y 2004 y, tras esta recogida de datos, realizaron un seguimiento a los participantes durante los doce años siguientes, hasta 2016. Como resultado, observaron que los trabajadores que ganan un sueldo más bajo experimentan "deterioro de la memoria significativamente más rápido en la vejez" que los que ganan más.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Depresión veraniega: qué es y cómo te podría estar afectando

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad