SEGURAMENTE NO ES COMO CREES

SEGURAMENTE NO ES COMO CREES

Así vemos la Tierra desde la Luna

Si estamos en la Tierra sólo vemos la cara visible de la Luna. Pero, ¿de qué forma vemos la Tierra desde la Luna? Poca gente lo sabe, pero con pensarlo un poquito dándole un poco de visión espacial, es fácil saberlo.

La Tierra vista desde la Luna en 1969
La Tierra vista desde la Luna en 1969 | NASA

Todos sabemos que desde la Tierra siempre vemos la misma cara de la Luna. Esto es debido a que en nuestro satélite su rotación y su traslación se han sincronizado. Ojo, esto no quiere decir que la Luna no rote, que sí que lo hace, lo que ocurre es que rota a la misma velocidad que se traslada debido a un proceso llamado “acoplamiento de marea”.

El acoplamiento de marea no es un caso aislado. En nuestro Sistema Solar hay más cuerpos que rotan de esta manera: Fobos, Calisto, Encélado, Titania o Tritón son ejemplos de las muchas lunas que están acopladas. Más curioso es el caso de Plutón y su luna Caronte: ambos están sincronizados.

Si el acoplamiento de marea es el principal motivo de que siempre veamos la misma cara de la Luna, cabe esperar tres posibilidades acerca de cómo se ve la Tierra desde la Luna: que se vea siempre la misma cara de la Tierra, que se vea rotar siempre en el mismo punto del cielo o bien que salga por el Oeste y se oculte por el Este, al contrario que lo percibimos en la Tierra.

¿Cuál es la opción correcta? Para averiguarlo, descartemos opciones.

En primer lugar, ¿sabéis si desde Australia o desde Argentina, por ejemplo, han tomado alguna vez fotos de la Luna? Obviamente la respuesta es que sí, y por supuesto nosotros también la hemos visto alguna vez. Esto quiere decir que desde la Luna no siempre vemos la misma cara de la Tierra ya que, de lo contrario, solo se vería desde una parte de nuestro planeta. Descartamos, por tanto, la primera opción.

Tenemos claro que desde la cara oculta de la Luna jamás veríamos la Tierra puesto que sólo la veríamos desde la cara visible. Si la Tierra vista desde la Luna tuviera una salida y una puesta, tendríamos que ver más superficie de la Luna de la que realmente vemos.

El hecho de que sólo veamos la misma cara, nos indica que si nos situamos en un punto fijo de la cara visible de la Luna, día tras día, mes a mes, año tras año, la Tierra estará situada en el mismo punto del cielo, por lo tanto la segunda opción es la correcta. Por tanto, descartamos de paso la tercera opción sobre que la Tierra viajara de Oeste a Este.

Veámoslo de otro modo: si os ponéis a rotar sobre vosotros mismos, al igual que rota la Tierra, y le pedís a un amigo que dé vueltas a vuestro alrededor mientras os graba en vídeo con un teléfono móvil, el fondo cambiará porque vuestro amigo está girando, pero vosotros estaréis en el mismo punto del encuadre.

Por lo tanto, desde la Luna el fondo de estrellas cambia a lo largo del tiempo, pero la posición de la Tierra no.

¿Y el tamaño aparente? La Luna vista desde la Tierra tiene un tamaño en el cielo de 30’ (leído 30 minutos de arco), mientras que la Tierra vista desde la Luna tiene un tamaño de 1º50’ (leído 1 grado y 50 minutos de arco). Pero alejándonos de terminología técnica, extrapolémoslo a algo tradicional con objetos del día a día.

Si tomamos una moneda de 1 euro, la tendríamos que alejar una distancia de 2,66 metros para simular el tamaño de la Luna vista desde la Tierra. Ahora bien, para simular el tamaño de la Tierra vista desde la Luna, la moneda tendríamos que acercarla hasta 0,72 metros.

Así pues, ya sabemos cómo de grande (o de pequeña) se ve la Tierra desde la Luna. Dependiendo de dónde nos situemos, la veremos más alta o más baja sobre el horizonte, o no la veremos si estamos en la cara oculta.

Por cierto… ¿os esperabais que la Tierra vista desde la Luna se comportase de esa manera?

Antonio Pérez Verde | @aperezverde | Madrid | 18/09/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.