TecnoXplora » CienciaXplora

PROTECCIÓN PARA UNOS PERO NO PARA OTROS

Algunos protectores solares dañan el coral, según la Universidad de Stanford

Algunas cremas solares cuentan con un componente, la oxibenzona, que puede perjudicar a los corales, aunque aún no se sabe por qué.

Coral

Coral Bawah Reserve para Unsplash

Publicidad

Uno de los objetos que no solemos olvidar cuando vamos a la playa es la crema solar. Este producto evita que nos quememos y que los rayos solares produzcan manchas y heridas en la piel. Sin embargo, este protector para los humanos daña a la vez a los corales que en el mar habitan. Y todo depende de un ingrediente, según un estudio de la Universidad de Stanford.

Se trata de la oxibenzona, un químicos que ha demostrado que protege la piel de los rayos UV. Los científicos de la universidad estadounidense han corroborado que este compuesto perjudica a los corales y que, además, este compuesto podría acelerar la desaparición de estos ecosistemas, actualmente en peligro de extinción.

Sin embargo, aún no entienden cómo se produce este daño en los animales marinos, según cuenta desde el centro Rob Jordan. El desconocimiento del por qué se produce este daño dificulta a los investigadores descubrir qué compuestos químicos de los protectores solares podrían ser una alternativa segura e inofensiva para los corales.

"Sería una triste ironía si el ecoturismo destinado a proteger los arrecifes de coral en realidad exacerbara su declive", explicó uno de los autores de la investigación, Djordje Vuckovic. Este investigador espera que la investigación del equipo ayude al desarrollo de cremas solares que no dañen los arrecifes.

La luz solar potencia el efecto

Para llevar a cabo su investigación, los científicos estudiaron las anémonas como sustitutos de los corales. Cuando las expusieron a oxibenzona en el agua de mar artificial y bajo luz solar simulada, todas las anémonas murieron en 17 días. Por otra parte, al exponer a estos animales marinos al mismo nivel del compuesto químico pero sin luz solar, estas anémonas permanecieron vivas.

A pesar de que la oxibenzona en humanos sirve para proteger la piel de los rayos perjudiciales del Sol, este compuesto no realiza la misma función en corales y anémonas. En ese caso, cuando el químico es expuesto a la radiación solar, este se convierte en moléculas dañinas o radicales.

En el caso de los humanos, según los investigadores, también podría ser posible que nuestros cuerpos absorbieran la oxibenzona y por ello habría que aplicarse protección solar varias veces cuando vamos a la playa o la montaña, por ejemplo. Sin embargo, indican, las personas no convierten la oxibenzona en radicales tras la absorción como lo hacen los corales.

A pesar de estos descubrimientos, los investigadores de este artículo planean analizar otros ingredientes de las cremas solares con la intención de descubrir cuál es su potencial dañino para los corales.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Los perros saben reírse y podemos distinguir cuándo lo hacen

Publicidad