Vanta es una cuerva que se ha hecho viral por todas las cosas que ha ido aprendiendo con sus padres adoptivos: sabe dar la patita, hacer sus necesidades dentro del retrete, besar, coger la tarjeta de crédito del bolsillo de sus dueños e incluso tiene rituales como darse unos chapuzones cada noche para relajarse antes de ir a dormir.

Sandra y Omar, sus cuidadores, han explicado en Zapeando cómo está siendo criar al animal en su propia casa y cómo alimentan a un animal tan peculiar: "Le encanta la codorniz, pero no podemos abusar porque son muy grasas y su hígado no lo soporta bien. También come verduras y huevos". Explican que les gustó el animal por su inteligencia y se animaron a adoptarlo durante la pandemia porque tenían mucho tiempo libre para criarle.

Además, afirman que es muy cariñosa. "Nos tiene como a sus padres y el cariño nos lo muestra porque nos respeta, no nos hace daño y nos pide besos", aseguran los dueños del ave.

El ingenioso invento para una perra ciega

Harto de ver cómo el animal se golpeaba constantemente con las paredes de la casa, un hombre ha usado su impresora 3D para crear un artilugio que consiga hacer la vida más fácil a su mascota ciega. En este vídeo puedes tomar nota del invento.