Gonzo reúne en Salvados para hablar del racismo a Iñaki Williams, delantero del Atleti desde hace ya siete años, y a Sitapha Savané, ex jugador de baloncesto en la ACB durante 15 años y que pasó por el Tenerife, el Gran Canaria, el Joventut y el Estudiantes. Iñaki nació en Bilbao aunque sus padres son de Ghana mientras que Sitapha nació en Senegal. Los dos son países del África subsahariana.

"Hace años en España se hablaba de África negra, ¿cómo nos debemos referir a vosotros, como afrodescendientes, como negros?", pregunta Gonzo a ambos y es que como recuerda el propio periodista "incluso, la Fundéu en España acepta la expresión, 'personas de color'. Pero, ¿con cuál de los términos se sientes más cómodos?

"De todas las expresiones que has nombrado, desde luego, persona de color es la que menos o peor me sienta, personalmente, porque todos tenemos un color. Para mí, decir persona de color no define mucho sobre la persona", explica Savané mientras que Williams señala que se siente "negro y vasco": "El que se refieran a ti por negro a nosotros no nos molesta, sino la forma en que nos lo intenten decir". "Realmente, tengo muchos amigos, los cuales me llaman negro en tono cariñoso, y a mí me gusta que me llamen así, no me ofende", destaca el futbolista.

Por otro lado, Gonzo les recuerda una polémico caso que ocurrió con Edinson Cavani, al cual la Federación Inglesa de Fútbol le sancionó con 100.000 libras y tres partidos de suspensión, porque en un comentario de su Instagram, a un amigo, le puso, 'Gracias, negrito', pero salió en tromba toda la selección uruguaya para decir que racismo era esa sanción. ¿Cómo vivieron esa historia? ¿De parte de quién se sienten más cercanos? Savané y Williams lo explican en el vídeo principal de esta noticia.

Puedes ver 'Salvados: está pasando' al completo en ATRESplayer

La reflexión de Savané sobre los insultos racistas en el deporte

El ex jugador de baloncesto y el futbolista Iñaki Williams hablan de los insultos racistas que han recibido practicando sus deportes. "Me recuerda cuando a las mujeres se les decía que debían aguantar que el marido las pegara", afirma Savané.