Verónica Forqué deja un legado imborrable en la historia del cine español. La actriz, que ha sido hallada muerta en su casa a los 66 años, fue elegida por los mejores directores del séptimo arte para interpretar los papeles más divertidos de la comedia española.

Fernando Trueba, Fernando Colomo, Luis García Berlanga y en especial Pedro Almodóvar confiaron en la artista para sus mejores escenas. De hecho, ella misma narraba en una entrevista con Iñaki López en 2019 cómo Almodóvar la eligió para interpretar a Cristal en 'Qué he hecho yo para merecer esto'.

"Almodóvar no encontró a otra actriz para ese papel. No lo quería hacer ninguna. Carmen Maura le dijo 'que sí, que Verónica es graciosa'. Y así me dio el papel", explicaba en laSexta Noche.

Parte de su amor y pasión hacia el séptimo arte lo había heredado de su padre, José María Forqué, considerado uno de los padres del cine español. Él mismo eligió a su hija para algunas de sus películas.

"Vio que yo era seria, que era una buena actriz y que no quería hacer tonterías. Todos los papeles de chica me los daba a mí", reconocía orgullosa ante el presentador de laSexta en 2019.

En total, participó en más de 40 películas y en una docena de obras de teatro, algunas de ellas dirigidas por ella misma. Una de las últimas obras protagonizada por la artista hacía referencia al papel de la mujer española en la transición con 'Españolas, Franco ha muerto'. Escenas que ahora más que nunca nos dejan el recuerdo de una de las mujeres más prolíficas del cine de nuestro país.