El asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, ha enviado una carta a la abogada de la familia de Marta del Castillo en la que se reafirma en la séptima versión que dio sobre el asesinato: que fue su hermanastro, Francisco Delgado, quien asesinó a la joven con un golpe asestado con la culata de una pistola. Una versión que ofreció en 2013, inculpando a su hermanastro, que ya quedó fuera de la causa.

Con esta misiva pretende principalmente que se reabra el caso, pero hay más intención. Así lo cree la abogada y criminóloga Beatriz de Vicente, que en Más Vale Tarde ha explicado cuál es la finalidad de inculpar a su hermano. Para empezar, especifica que Delgado podría ser juzgado por asesinato porque nunca fue acusado formalmente de ello, mientras que sí lo fue por profanación de cadáver, encubrimiento y delito contra la integridad moral.

Aunque la experta considera que no hay indicios para juzgarle ahora, apunta a los intereses de Miguel Carcaño, que dice estar "ilusionado" al contar la verdad y poder aliviar el dolor de la familia, según apunta en la carta. "El primer interesado en que no aparezca el cuerpo de Marta del Castillo es Carcaño porque solo fue juzgado por su asesinato pero no por agresión sexual, jugada que le salió muy bien porque evitó un jurado", ha indicado la experta. De encontrarse el cuerpo, podría dar datos sobre ello.

Además, cree que "si le compramos esta nueva versión" podría ir a un recurso de recisión extraordinario del Tribunal Supremo y revocar su sentencia condenatoria. En cualquier caso, la última palabra sobre si se reabre o no el caso la tiene la Audiencia Provincial de Sevilla.