Elisabel y María Serrano, hijas de Francisca, la mujer fallecida por listeriosis, se han mostrado indignadas con las palabras del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno: "Tenemos que estar orgullosos de ser capaces de asumir el mayor brote de listeria de Europa con un índice de mortandad muy bajo".

Unas declaraciones que han levantado ampollas en la familia y que sus hijas no han dudado en responder: "No sé si es para estar muy orgulloso porque yo he perdido a mi madre, al igual si hubiera perdido a la suya no estaría tan orgulloso. Invito a este señor a que tome carne mechada él y su familia si realmente no pasa nada".

Además, Elisabel y María han asegurado que es falso que su madre haya muerto por otras patologías: "Nadie se muere por una anemia en tres días, ella podía tener sus patologías, pero mi madre ha muerto porque tenía el cerebro infectado por la bacteria".