El volcán de La Palma cumple un mes de erupción amenazando nuevas viviendas, tras sembrar la destrucción en las últimas semanas. Entre los vecinos de la zona se han detectado ya casos de insomnio, ansiedad, e incluso ideas de suicidio, según ha advertido Noelia García, alcaldesa de los Llanos de Aridane, en una entrevista con 'El Mundo'.

"Hay ideas autolíticas en la población", confirma la primera edil y psicóloga en Más Vale Tarde, añadiendo que también "hay síntomas de ansiedad, de insomnio" entre los ciudadanos.

"Es difícil poder dormir al lado del volcán, con ese ruido permanente día y noche, pero cuando no hay ruido también genera preocupación en los vecinos", explica la primera edil de la localidad palmera, que apunta a una "sensación de indefensión, de no saber qué va a pasar mañana", entre aquellos que han perdido sus viviendas o su modo de vida, pero también para las "familias que están desplazadas de sus casas, que no pueden atender a sus negocios y no saben qué les deparará el futuro".

En este sentido, García incide en que "que es fundamental la reconstrucción emocional de toda la población". Puedes ver la entrevista completa en MVT en el vídeo que ilustra estas líneas.