El Intermedio recuerda la entrevista que Gonzo realizó a César Bona, un profesor especializado en impulsar la participación y la expresión oral de sus alumnos en el aula. El maestro recalcaba la importancia de lo que pueden aportar las corrientes educativas innovadoras: "Debemos intentar hacer ver a los niños que lo que ellos aprendan puede contribuir a hacer un mundo mejor".

A la hora de trabajar con sus alumnos, César puntualizaba la necesidad de "escucharles", y destacaba que "su esencia es la creatividad y la imaginación".

El docente revelaba las deficiencias y el principal objetivo que debe existir en el modelo educativo: "Tenemos que educar niños y niñas que estén preparados para un cambio continuo". Para él, los pilares fundamentales con los que se deben formar son claros: "La responsabilidad, la empatía y el respeto".

El papel de los padres en la educación debe centrarse en la relación entre la escuela y la familia, una unión que marcaba como primordial: "La escuela es el mejor lugar para ayudar a las familias a educar a sus hijos".