Dani Mateo ha pedido a El Gran Wyoming que no se meta con Ángel Carromero porque, dice, "no tiene nada que ver con el espionaje" a Isabel Díaz Ayuso ya que solo es un "cabeza de turco". Así, a quienes todavía no conocen a Carromero les pone en "antecedentes" para recordar "cómo llegó a ser uno de los fontaneros del PP".

Según el presentador, cuenta con un currículum brillante. Su experiencia laboral se resume en trabajar unos meses como comercial de unos grandes almacenes y después dirigió un gimnasio un año, y aunque puede que sea poco para un español medio, "es suficiente para un español que quiere dedicarse a la política".

Con esa carrera era lógico que le encargasen un trabajo delicado, y así, en el año 2012 y siendo miembro de Nuevas Generaciones, viajó a Cuba para dar su apoyo a a la disidencia. El problema es que tuvo un accidente de trafico en el que el era el conductor y donde murieron dos disidentes cubanos. Aunque fue condenado a cuatro años de prisión por homicidio involuntario, tras 5 meses el Gobierno cubano permitió su extradición a España donde se le impuso el "castigo" de trabajar con Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid.

Lo cierto es que cuando sufrió el accidente no tenía carnet de conducir porque se lo habían retirado tras perder los puntos por 42 multas de tráfico en tres años. "Desde entonces su carrera no hizo más que crecer trabajando en la sombra hasta dejar el PP agitado y revuelto", reconoce Dani Mateo.

La reacción de Dani Mateo a las palabras de Ayuso sobre la regulación del cannabis

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha acusado a la izquierda de defender el consumo de drogas al haber abierto el debate sobre la regularización del cannabis. Y lo ha hecho con unas controvertidas declaraciones: "Porros sí, pero que no se tome un bollo un niño".