Ayer, Isabel Pantoja tuvo que personarse en el Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga para comparecer ante el juez. La tonadillera está acusada de un delito de insolvencia punible debido a que una sociedad de la que era administradora única, Panriver 56, realizó una operación inmobiliaria presuntamente irregular.

En el vídeo principal, Aruser@s ha recogido las palabras de Isabel Pantoja frente al juez. "Quería salvar mi patrimonio, no me importaba la casa", explicó la artista. Sin embargo, parece que la cantante no lo va a tener fácil, ya que el juez ha elevado a firme la sentencia que pide a Isabel Pantoja tres años de prisión y 10.800 euros de multa.

Por su parte, la folclórica también ha confesado que delegó sus poderes en su hermano Agustín Pantoja mientras estaba en prisión, que ella "de papeles no llevaba nada" y que, durante su estancia en prisión, "no tenía la cabeza" para esas cosas.

Isabel Pantoja, abandonada por su gestor

Según ha publicado en exclusiva la revista 'Semana', Isabel Pantoja habría sido abandona por su gestor en el momento más complicado. En la citada publicación, este profesional ha asegurado: "El problema de esta familia es que no paga sus deudas y estas van creciendo y acumulándose".

De ser cierto, este golpe se sumaría a la lista de varapalos que la tonadillera está recibiendo en los últimos días. En su entrada al juzgado, la cantante fue asaltada por la prensa protagonizando unas duras imágenes.