El rapero y candidato independiente a las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, Kanye West, ha compartido un vídeo en su cuenta de Twitter en el que aparece miccionando sobre un premio Grammy que se encuentra dentro del retrete.

Una grabación que está acompañada del mensaje "No voy a parar" en referencia a la disputa que mantiene con las discográficas Universal y Sony y por la que se niega a seguir publicando nuevos temas. "Universal no me dirá lo que cuestan mis grabaciones porque sabe que puedo permitírmelas", escribe en otro tuit.

El rapero, que hace días pidió finalizar su contrato con las dos casas discográficas, ha asegurado que hará "todo en su poder legal" y usará "su voz para que cambien todos los contratos de artistas comenzando por obtener sus grabaciones para sus hijos".

West denuncia con ello "costos ocultos" agrupados bajo "tarifas de distribución", que garantizarían que los sellos ganen más dinero y que están presentes en la mayoría de "contratos estándar" que califica de "trampas".

Con este vídeo protesta, "si Kanye West quería visibilidad lo ha conseguido porque todo el mundo se está haciendo eco hoy de esa idea que ha tenido de colocar el Grammy dentro del váter", comenta Alfonso Arús.

Otro contenido relacionado

En la línea de los Grammy, recordamos cómo la cantante Rosalía deslumbró en la alfombra roja de los Grammy Latinos, gala en la que fue una de las grandes triunfadoras. La cantaora lució un vestido de tul rosa de la española YolanCris que recordaba al equipo de Arusitys al "algodón de azúcar".