El Gobierno ha presentado un plan de choque para dar respuesta al impacto económico de la guerra en Ucrania con ayudas y medidas para colectivos, personas y empresas que más lo necesiten. Un proyecto para abordar la crisis que no contempla una bajada generalizada de impuestos, un hecho por el que desde el PP el Ejecutivo ya recibe críticas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha declarado que "todo lo que no sea bajar impuestos es perder el tiempo". "Esto es hacernos perder el tiempo a los demás. Si no se ayuda fiscalmente a todas las economías no habrá nada que hacer", ha apuntado Ayuso.

En Al Rojo Vivo, María Jesús Montero, ministra de Hacienda, ha respondido a unas críticas que no considera que sean "una novedad". "El Partido Popular, habiendo atravesado el país las épocas más críticas del último siglo, no ha arrimado el hombro", ha argumentado Montero.

"¿A qué espera el PP a entender que vivimos un momento excepcional y tiene que apoyar al Gobierno?", ha instado la ministra, pidiendo además a la oposición que contribuya con un cambio de tonto a que los ciudadanos perciban que "vamos todos a una a intentar minimizar el impacto de las sanciones económicas a una guerra injusta".

Le da igual si la bajada de impuestos perjudica el sueldo de los médicos"

María Jesús Montero a Isabel Díaz Ayuso

Dirigiéndose directamente a Ayuso y a sus palabras, Montero ha recordado que en materia de electricidad el Ejecutivo ha prolongado la rebaja de impuestos. "Pero para ella la rebaja de impuestos en sí es el objetivo. Le da igual si eso perjudica el sueldo de los médicos, el mayor apoyo a los profesores para nuestros niños... lo que viene siendo el funcionamiento de los servicios públicos. Le da igual", ha apostillado.

A modo de conclusión, opina Montero que las medidas abordadas en el plan de choque son "reales y eficaces" y que se van a notar el conjunto de los sectores y la población en general. "Los precios eran desorbitados y estaban poniendo en cuestión las economías domésticas, es lo que el Gobierno quiere solventar", ha argumentado.