Un usuario de Twitter emplea unas imágenes recogidas por la cámara de seguridad de un gimnasio para explicar cómo atender a una persona que se ha quedado inconsciente, no respira y no tiene pulso, es decir, que ha entrado en parada cardiorrespiratoria.

El tuitero Alberto García Salido comienza un hilo invitando a los lectores a ver dicho vídeo y a fijarse en "nueve datos útiles y un dato imprescindible". En el vídeo se ve cómo una chica que está haciendo deporte se desploma y un grupo de personas allí presentes se acerca a socorrerla. A continuación, el tuitero procede a revelar cuáles son esas pautas que todos deberíamos seguir para tratar a una persona que, como en las imágenes, está haciendo ejercicio y de repente se desploma en un gimnasio.

 

Lo primero, es que si alguien cae bruscamente mientras hace deporte hay que preocuparse y prestar ayuda (Dato uno). "Esto ocurre porque el flujo sanguíneo deja de llegar al cerebro de forma brusca. Se cae a plomo", indica. Entonces hay que comprobar si está consciente y si respira. Se empieza llamando a la persona afectada, acercándonos despacio, comprobando y escuchando si respira, y, si es necesario, golpeando flojo en el hombro para ver si responde a los estímulos.

Si responde, bien. Si no lo hace, hay que "mantener la calma" (Dato dos) y comprobar, además de la consciencia y la respiración, el pulso (Dato tres). Si tampoco tiene, se deberá proceder a realizar la RCP: Reanimación Cardiopulmonar. Eso sí, hay que tener en cuenta las circunstancias. Si estamos solos lo principal es pedir ayuda, llamado al 112, antes de ponernos con la maniobra. Si hay más gente, uno empieza con la RCP mientras el resto pide ayuda (Dato cuatro).

 

Esto es clave, pues cuando se empieza con la RCP no se debe parar hasta que la persona salga de la parada o hasta que lleguen los servicios de emergencias. La maniobra es cansada, y es muy difícil estar así sin saber si va a llegar alguien a ayudar.

Otra cosa importante es hacerse con un desfibrilador automático o semiautomático, un DEA o DESA. Estos se suelen encontrar en grandes superficies como centros comerciales o espacios públicos, como polideportivos o estaciones de transporte. Aunque como apunta el autor del hilo de Twitter, lo primordial es saber hacer la RCP: "Hasta que llega el aparato, hasta que hace su trabajo. El DESA no lo es todo".

 

Además, explica que lo que le ha ocurrido a la joven del vídeo es que "probablemente haya sufrido una arritmia cardíaca" (Dato cinco). "La consecuencia suele ser una fibrilación ventricular. El ventrículo izquierdo se contrae muchas veces y de forma inefectiva", cuenta.

Hasta que se pone en funcionamiento el DESA, debemos realizar la RCP porque "el corazón no hace su trabajo y hay que suplirlo" (Dato seis). Así, el tuitero insiste en que los espacios cardioprotegidos, en los que se dispone de desfibriladores, no son del todo útiles si los ciudadanos no aprendemos a hacer la RCP (Dato siete).

Cómo usar un desfibrilador

Lo primero que hay que saber es que los desfibriladores se tienen que usar sobre el cuerpo seco. Primero, comprobar que la persona está seca, y después, presionar el botón de encendido del aparato. Los parches electrodos, una especie de pegatinas, se colocan sobre el pecho descubierto. Para ello, los DESAS suelen incluir unas tijeras para cortar la ropa.

Mientras continúas con la RCP, el desfibrilador realiza un análisis del paciente. Si considera que se debe de aplicar una descarga eléctrica sobre la víctima, el aparato lo indicará en voz alta y pedirá a la persona que esté realizando la RCP que se retire. En ese momento nadie debe tocar el cuerpo de la persona (Dato ocho). Si es un desfibrilador semiautomático, pedirá que presiones un botón para aplicar la descarga.

 

Después, hay que continuar con la maniobra de reanimación cardiopulmonar hasta la siguiente descarga, para mantener al corazón. Así lo explica el tuitero: "Sabemos que cuanto antes se produzca la descarga en un ritmo que se beneficie de ella, más probable es que responda".

Por último, se explica el "dato imprescindible": "En niños la causa más frecuente de parada es la respiratoria, no la cardíaca". Ello significa que el desfibrilador no va a soltar ninguna descarga y lo necesario es realizar la RCP.

La RCP salva vidas

El tuitero Alberto García Salido concluye su explicación insistiendo en la importancia de saber hacer la RCP. "Con el corazón parado y sin RCP, el tiempo que se estima para considerar un daño cerebral considerable e irreversible es de ocho minutos".

Por ello nos anima a aprender a realizar la maniobra: "Miraos las manos. Ahí tenéis una máquina de reanimación guay".