FUNDACIÓN CRÉATE IMPULSA PROYECTOS DE EMPRENDIMIENTO EN LOS COLEGIOS

FUNDACIÓN CRÉATE IMPULSA PROYECTOS DE EMPRENDIMIENTO EN LOS COLEGIOS

Rompiendo techos de cristal desde los 11 años: educación contra la desigualdad

"Tampoco me gustan los techos de cristal", lo dice Celia, de 11 años, después de ver un vídeo sobre desigualdad salarial. No ve el motivo por el que, si mujeres y hombres somos iguales, ellas no pueden acceder a cargos de responsabilidad o cobrar por el mismo trabajo igual que ellos. Y como ella, sus compañeros de clase del colegio público Ciudad de Nejapa, de Tres Cantos; o los alumnos del colegio Lope de Vega, de Fuenlabrada.

En estos colegios utilizan una metodología que va más allá de la mera transmisión de conocimientos y que tiene el objetivo de prepararles mejor para enfrentarse a la realidad. Lo hacen con sus propios proyectos de emprendimiento y tanto los niños como los profesores coinciden en que el mejor aprendizaje es el del trabajo en equipo.

Hace 20 años, al hacer grupos, siempre se ponían chicos con chicos y chicas con chicas y ahora no

Este sistema lo promueve la Fundación Créate y cada año hay un tema sobre lo que deben versar los proyectos pero se busca educar de manera transversal en otros valores: trabajo colaborativo, inteligencia emocional, educación para el futuro, aprendizaje de competencias…

Patricia Ibarra es profesora en Tres Cantos y asegura que percibe la diferencia: "Se ha visto una evolución, en como hacen los grupos. Hace 20 años siempre se ponían chicos con chicos y chicas con chicas y ahora no. Se mezclan y en los deportes también".

Rosa, otra de las profesoras coincide en que, a pesar de lo que revelan algunos estudios, estos niños no tienen en cuenta los roles de género: "Tienen claro su rol dentro del equipo porque lo deciden en función de sus habilidades: son dibujantes o investigadores y no hay diferencia, de todos los roles hay niños y hay niñas".

Hablamos con los niños y niñas de estos colegios y nos cuentan con entusiasmo sus proyectos, lo fácil o difícil que les pareció encontrar las ideas y lo que han aprendido. Y en esto último todos coinciden: a trabajar en equipo y a perder la vergüenza de presentar sus ideas al mundo. Cuando les mostramos otras realidades como la brecha salarial o la discriminación de género son claros: "es injusto" o "hay que eliminar el machismo" son algunas de sus respuestas.

Y de ellos y ellas depende, en gran parte, a pesar de que actualmente nos encontremos en una cuarta oleada feminista; que en el futuro vivamos en un mundo más justo.

María G. Lomas | Madrid | 19/01/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.