Agentes de la Guardia Civil han registrado la casa y la finca del padre de las niñas de uno y seis años desaparecidas en Tenerife, en el marco del dispositivo de búsqueda para encontrar a Anna y Olivia, que estaban con su padre y cuyo paradero es una incógnita desde el pasado martes.

En este sentido, en las últimas horas han aparecido nuevos indicios para las autoridades, hasta el punto de que un juzgado de instrucción ya ha abierto diligencias para investigar un posible secuestro parental. Aun así, todavía se cuentan con muy pocos datos: uno de ellos es el hallazgo de una silla infantil de retención en vehículos flotando en el mar que, según indica la Guardia Civil a laSexta, es propiedad de la familia.

La Guardia Civil también ha encontrado la embarcación en la que el progenitor se desplazó, en cuyo interior se ha hallado restos de sangre que están siendo analizados para determinar a quién pertenecen, informaron a Efe fuentes de la investigación. Las cámaras de seguridad no muestran al padre con las niñas: según las imágenes de la Marina, este hombre llegó solo en su vehículo hasta el muelle del Puerto de Santa Cruz de Tenerife, el último lugar donde fue visto, con dos bolsas pesadas.

La Guardia Civil amplía la búsqueda

El dispositivo de búsqueda del padre y sus dos hijas se ha ampliado este viernes hacia el sureste de Tenerife, han indicado fuentes de la Guardia Civil a laSexta. Asimismo, estas han indicado que durante el jueves la búsqueda se llevó a cabo por la zona noroeste de Tenerife, entre Punta de Anaga y Güímar, y este viernes se ampliará hacia el sureste.

En la búsqueda han participado unidades aéreas, terrestres y submarinas tanto de Guardia Civil como de Salvamento Marítimo y Grupo de Emergencias y Salvamento, y se mantienen varias líneas de investigación acerca de la desaparición.

Imágenes del padre con dos bolsas pesadas

Las cámaras de seguridad registraron su entrada a las 21:30 horas del martes pasado (supuestamente, debía devolver sus hijas a la madre a las 21:00 horas). En ese momento no se ve a las niñas. Descarga las mencionadas bolsas del coche, que aún sigue en la zona precintado por la Guardia Civil, las guarda en la lancha y se va a los 20 minutos. "En el primer contacto visual sólo lo vemos a él y una serie de bolsas que va descargando del coche, llevándolas a su embarcación. Pero no apreciamos nada de las dos niñas", apunta Enrique Alonso, capitán del Puerto de Marina de Santa Cruz de Tenerife.

Una hora y 40 minutos más tarde, a las 23:30 horas, vuelve para cargar la batería de su móvil. "Sale a comprar un cargador para el móvil porque no tenía batería. Lo deja cargando y luego vuelve a salir a las 12:30 horas, y ya no vuelve a regresar", detalla Alonso. Durante esas horas llama a su exmujer y le dice que no va a volver a ver más ni a sus hijas ni a él. "La segunda vez que va a salir el guardia civil lo nota nervioso, como con ganas de salir otra vez. Incluso le dice que cómo va a salir, que lo van a multar por la hora que es, porque había superado el toque de queda", concluye el capitán del Puerto.

La silla de bebé encontrada es propiedad de la familia, según la Guardia Civil

Según indican estas mismas fuentes a laSexta, la silla infantil de retención en vehículos encontrada en el mar es propiedad de la familia de las desaparecidas.

En este sentido, el Puerto de Santa Cruz se ha convertido en el punto de referencia para la investigación, aunque también se investiga otra ruta. Tomás Antonio Jimeno, padre de las niñas, llegó con su lancha al Puertito de Güimar, donde se encontró con unos amigos. Y es ahí donde no se sabe más de él: la embarcación aparece horas después abandonada, a la deriva, a casi dos kilómetros de la costa. Por esa misma zona, flotando en el mar, apareció la silla.

La Guardia Civil busca prosigue su búsqueda en el mar cercano al área comprendida entre Güímar y Punta de Anaga. La madre se quejó ya en diciembre ante la Guardia Civil de que su expareja la había amenazado verbalmente, pero entonces no quiso poner una denuncia. Asimismo, la justicia ha abierto una nueva investigación a raíz de su testimonio, ya que esta ha denunciado que el sospechoso le dijo que no volvería a ver a sus hijas.