El denunciante ha publicado en sus redes sociales la factura del trayecto por el cual un taxista cobró 40 euros a dos turistas italianos, según informa 'Crónica Global'. Poco más de diez minutos es lo que se tarda en recorrer los 3,8 kilómetros que separan el Hotel Barcelona 4 Hotel del W Barcelona en coche. Trayecto que los usuarios ya hicieron a la ida y les costó ocho euros.

Los viajeros se dispusieron a coger un taxi a las 03:30 de la madrugada del sábado tras estar en una boda, según ha declarado Jorge Román, el denunciante, en el programa 'Espejo Público'. Cuando la pareja de italianos se disponía a abandonar la celebración, no fueron capaces de encontrar un taxi y Román se ofreció a llevarles, pero en ese momento encontraron uno.

No fue hasta el día siguiente que Román se enteró de lo sucedido. "Me pasó una cosa supercuriosa, me cobraron 40 euros cuando para venir a la boda me cobraron ocho euros desde el mismo punto de partida", le confesó el italiano al denunciante. Los turistas pidieron la factura al conductor, donde se puede ver la cifra y el trayecto que recorrieron.

Román también ha comentado que su amigo no quiso interponer una denuncia porque era tarde (las 03:30h de la madrugada), iba "con dos copas de más y no quería meterme en ningún pollo". Además, este turista italiano es una persona muy importante y "famosa" en el mundo de la peluquería que no quería provocar altercado alguno en España.

Según ha explicado el Instituto Metropolitano del Taxi (IMET), la carrera no debería haber supuesto más de 10,55 euros entre los dos destinos.

Por su parte, Jorge Román denuncia esta situación porque a él lo que le importa es Barcelona y no quiere que este tipo de estafas a los turistas y extranjeros se vuelva a repetir en la Ciudad Condal.