Para ello, piden una reforma del Código Penal, formación a los jueces en materia de género para evitar una justicia patriarcal y una ley de violencia de género integral.

Con esto se refieren a que no se repitan más casos como el de 'la Manada'. Puesto que los abusos no se dieron en el ámbito de la pareja, no han sido considerados como violencia de género.

En concentración silenciosa, mientras los manifestantes daban vueltas a la Plaza del Castillo, han recordado que en España se denuncia una violación cada cinco horas.