TRAS UNA LARGA BATALLA LEGAL

TRAS UNA LARGA BATALLA LEGAL

Un matrimonio consigue la custodia de su bebé, subrogado en Tailandia, tras más de un año de lucha con la madre gestante

Un matrimonio homosexual ha conseguido la custodia de un bebé subrogado en Tailandia tras 15 meses de batalla legal con la madre gestante. La pareja tendrá aún que esperar unos días, hasta que el borrador de la sentencia sea ratificado y firmado por el magistrado, para solicitar el pasaporte estadounidense que permita a Carmen dejar Tailandia con destino a España, donde habitualmente reside la pareja.

El estadounidense Gordon Lake y su marido español Manuel Santos pasean con su hija Carmen
El estadounidense Gordon Lake y su marido español Manuel Santos pasean con su hija Carmen | EFE

Un tribunal de Tailandia ha concedido la custodia de una niña subrogada a un matrimonio de homosexuales, el español Manuel Santos y el estadounidense Gordon Lake, tras una larga batalla legal con la madre gestante tailandesa.

El matrimonio Santos-Lake tendrá aún que esperar unos días, hasta que el borrador de la sentencia sea ratificado y firmado por el magistrado, para solicitar el pasaporte estadounidense que permita a Carmen dejar Tailandia con destino a España, donde habitualmente reside la pareja.

Tras un proceso de subrogación que discurrió con normalidad, el 17 de enero de 2015 nació Carmen Lake, concebida con el esperma de Gordon y el óvulo de una donante anónima y gestada por la tailandesa Patidta Kusonsrang. 

Los problemas surgieron cuando Patidta, quien en el hospital firmó los papeles que le otorgan la paternidad a Lake, no acudió unos 10 días después del alumbramiento a la embajada de Estados Unidos en Bangkok para ultimar la documentación necesaria a fin de que el bebé pudiera salir del país.

El matrimonio Lake-Santos intentó llegar a un acuerdo amistoso con Patidta, pero ante la falta de avances reclamaron la custodia en los tribunales. Patidta expresó por entonces sus reservas debido a que los padres "no son normales", en referencia a su orientación sexual, y una representante de la tailandesa llegó a insinuar que Lake y Santos eran traficantes de personas.

Ante las acusaciones, la pareja homosexual interpuso una denuncia por difamación que también se encuentra en los tribunales y proseguirá con una demanda civil para "tratar de compensar los daños causados".

El Parlamento tailandés, elegido a dedo por el régimen militar, promulgó en febrero de 2015 leyes que prohíben a los extranjeros acceder a madres subrogadas, tras controvertidos incidentes con hijos subrogados de una pareja australiana y un japonés.

La nueva normativa, que entró en vigencia en julio de 2015, no afecta en principio al caso de Carmen, ya que nació antes de su aprobación. Tras un año y tres meses "atrapados" en Tailandia, Carmen podrá volar a su casa "pronto" a su casa, sentenció Santos.

EFE | Bangkok | Actualizado el 27/07/2018 a las 20:05 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.