ASEGURAN QUE VIÑALS NO ESTABA CAPACITADO PARA HACER UNA RCP A SU EDAD

ASEGURAN QUE VIÑALS NO ESTABA CAPACITADO PARA HACER UNA RCP A SU EDAD

Los forenses confirman que las víctimas del Madrid Arena murieron asfixiadas por culpa de la presión de la avalancha

Los médicos forenses que practicaron las autopsias de tres de las cinco jóvenes fallecidas en la tragedia del Madrid Arena han confirmado en el juicio que las chicas fallecieron por asfixia por culpa del peso y la presión sometida, dado que resultaron aplastadas en la avalancha que hubo en uno de los vomitorios por el exceso de aforo.

Así fue la avalancha en el Madrid Arena
Así fue la avalancha en el Madrid Arena | EFE

El primero en exponer su informe en la sesión ha sido Luis Segura, el forense que practicó las autopsias de Katia Esteban y Cristina Arce. Ambas tenían fracturadas las costillas y pulmones encharcados, muriendo por aplastamiento torácico.

El experto ha comparecido a petición de los doctores Simón Viñals y su hijo, acusados en el juicio por negligencia. El fiscal les acusa de no ser capaces de reconocer que al menos dos de las chicas fueron dadas por muertas cuando estaban en parada cardiorrespiratoria.

Los encargados de la enfermería afrontan una petición de pena de dos años y medio de cárcel. Se les acusa de dos delitos de homicidio por imprudencia grave profesional por la muerte de Rocío Oña y Katia Esteban. Además, se enfrentan a una posible inhabilitación de seis años para ejercer de su profesión.

Este perito concluyó en su informe que se trataba de una muerte violenta en el caso de las dos chicas sobre las que practicó el examen anatomopatológico. "Fuimos al lugar de los hechos y la situación en la que se produjo, según relataron los testigos, estaba reflejada en las lesiones que hallamos", ha detallado.

"En torno a 3 y 5 minutos es el tiempo en el que cuando se practican maniobras son efectivas en un 50 por ciento de los casos. Cuando se hacen dentro de ese periodo hay posibilidad de que se revierta esta situación", ha señalado.

A continuación, ha comparecido el médico forense que realizó la autopsia de Rocío Oña. En su exposición, Carmen Mariscal de Gante ha indicado que presentaba petequias y un encharcamiento pulmonar, ya que había un proceso de aplastamiento por asfixia. "Esta niña estaba en parada. Le hicieron unos maniobras y no salió", ha agregado.

Además, han comparecido los peritos que firmaron un informe a petición del juez instructor sobre los medios de los que disponía la enfermería que se instaló en el pabellón. En el documento, fechado el 6 de mayo de 2014, los expertos cuestionaban los medios del botiquín y la atención que prestaron a las menores fallecidas.

Tras ratificar el documento, los expertos han señalado que la enfermería no estaba dotada de las medidas necesarias para cubrir este tipo de eventos y han recalcado que Viñals no estaba capacitado por su edad para hacer una RCP durante un tiempo prolongado.

La sesión concluye la fase testifical y pericial. Tras la prueba documental, las partes expondrán sus conclusiones en lo relativo a las calificaciones jurídicas de los quince acusados.

Antes de quedar visto para sentencia, los acusados podrán hacer uso de su turno a la última palabra. Hasta la fecha, ninguno de ellos ha asumido cualquier tipo de responsabilidad en el fatal desenlace de la fiesta, cuyo promotor Miguel Angel Flores es el principal imputado.

El fiscal acusa a trece de los procesados como coautores por cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y dieciséis delitos de lesiones por imprudencia. A otros dos (los médicos), les acusa como coautores de dos delitos de homicidio por imprudencia grave profesional.

EP | Madrid | 27/04/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.