Las imágenes son desoladoras. El incendio de Sierra Bermeja, en Málaga, ha calcinado cerca de 10.000 hectáreas. Miles de árboles quemados, cientos de animales muertos y muchos vecinos que lo han perdido prácticamente todo. Ahora el fuego está controlado y los bomberos continúan trabajando para apagar los puntos calientes. Podrían tardar hasta dos semanas en extinguirlo por completo.

Dos días después de que se diera por controlado, un operativo compuesto por más de 70 efectivos continúa trabajando para el remate y liquidación del incendio forestal declarado el pasado 8 de septiembre y que obligó al desalojo de más de 2.600 personas, además de costar la vida a un bombero del Infoca.

La delegada del gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha explicado que las labores de extinción se prolongarán en función de cómo evolucione "el aseguramiento de que el fuego no se reavive". Todos los medios que participan actualmente son terrestres, "y los medios aéreos no se usan porque no son necesarios, pero están preparados por si algún foco se reaviva y tienen que actuar", ha añadido la delegada.

 

Respecto a las pesquisas sobre la autoría del incendio, ha apuntado que están a cargo de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales, en colaboración con la Guardia Civil, ante la "hipótesis de que fue provocado", y ha expresado su deseo de que "cuanto antes" se aclare la responsabilidad del siniestro. Según Navarro, no se pueden "aventurar" las fechas en las que podría completarse la investigación, porque "este tipo de investigaciones se deben hacer con paciencia, rigor y el tiempo que necesiten", porque se trata de "algo muy serio en lo que no se puede permitir ni un fallo".

Los damnificados por el fuego siguen recibiendo muestras de solidaridad de distintas instituciones como el Senado, donde todas las fuerzas parlamentarias han aprobado una declaración institucional para mostrar su "solidaridad con las poblaciones afectadas y con la familia del bombero forestal fallecido en acto de servicio durante las tareas de extinción".