La organización 'Movimiento contra la Intolerancia' ha denunciado ante la Fiscalía Provincial de Madrid a un usuario de Twitter por un presunto delito de odio por "comparar y relacionar" el matadero de cerdos de Binéfar (Aragón) con las víctimas del Holocausto judío del barranco de Babi Yar.

Según la denuncia, el 'Movimiento contra la Intolerancia' ha acudido a la Fiscalía para solicitar que se investiguen una serie de tuits que podrían ser constitutivos de un "delito contra las libertades y derechos fundamentales tipificado por el artículo 510 del Código Penal".

El usuario de Twitter Ernesto Castro (@ernest_castro), que asegura en su perfil ser profesor de Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid, inició un hilo en el que denunciaba la apertura del matadero de cerdos de Binéfar, en el que se sacrificarán 30.000 cerdos al día.

 

"Luego dirán que los antiespecistas somos unos exagerados al comparar la industria cárnica con el Holocausto; lo cierto es que nos quedamos cortos. Solo hubo una jornada en que los nazis alcanzaron esa cifra de muertos diarios", escribió.

A continuación, Castro publicó otro tuit en el que apuntaba que en el barranco de Babi Yar (Kiev, Ucrania) se asesinó a 33.771 judíos tan solo el 29 de septiembre de 1941, mientras que cada día se sacrificará a 30.000 cerdos en la pequeña localidad aragonesa de 10.000 habitantes.

"Comparar no es equiparar, pero si crees que la vida de los animales no humanos no tiene ningún valor, entonces cualquier comparación, por bien fundada que esté, te parecerá ofensiva. Lo que te ofende, en tal caso, es tu propio prejuicio especista", respondía a otro usuario de la red social.

Babi Yar ("barranco de la abuela", en ucraniano) fue un lugar situado en un bosque a las afueras de Kiev (Ucrania) que el régimen nazi utilizó para perpetrar ejecuciones masivas de judíos y otros grupos étnicos durante la ocupación alemana de la Ucrania soviética.

"Lo he dicho mil veces y lo vuelvo a repetir una vez más: la comparación entre un campo de exterminio y un matadero de animales solo puede resultar ofensiva para quienes crean que la vida e los animales no humanos no tiene ningún valor; no es mi caso", insistió Castro en otro tuit.

 

Parar el Movimiento contra la Intolerancia, estos mensajes constituyen una "humillación, un menosprecio y una burla de las víctimas de Babi Yar, y del Holocausto, al compararlo con una matanza de cerdos".