"Abrir Zoom, llamar al centro de asistencia de referencia, y confirmar que el médico está disponible para que también inicie Zoom y una videollamada". Es el correo que han recibido los profesionales sanitarios en los centros de urgencias extrahospitalarias sin médico. Es el plan de la Comunidad de Madrid para reabrir estos centros.

La consejería dice que la carga de trabajo es baja y las urgencias son menores. Pero los médicos lo desmienten. Serán los enfermeros de los 34 centros sanitarios sin médico quienes decidan si el paciente necesita una valoración médica por videollamada.

María Martín, enfermera de guardia en el centro de salud Ángela Uriarte, explica que le supone "bastante inseguridad y que empeore la calidad asistencial del trabajo". Sin embargo, desde la Consejería de Sanidad no creen que vaya a suponer una carga de trabajo para los médicos disponibles, porque dicen que el 55% de las atenciones son de enfermería, y que se atiende menos de una urgencia por hora.

Algo que niegan los médicos. Begoña Gómez, médico de familia, es rotunda: "¿Una urgencia por hora? Ni de broma. Cada 15 o 20 minutos te puede llegar un paciente". En su caso necesitan tiempo, si hay ambulancia hay que esperar, las urgencias son todas importantes porque el hospital más cercano está a 70 kilómetros. Atienden infartos, aneurismas, fémures...

¿Cómo se priorizan entonces las atenciones si coinciden varias urgencias? ¿Se da prioridad a los presenciales o a las videoconsultas? Será a criterio del profesional médico. Para las autoridades sanitarias madrileñas no existe el problema porque, dicen, solo el 0,04% de las atenciones son vitales.

La propia Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, les resta importancia: "la mayoría de atenciones no reviste de gran gravedad, si no una videoconsulta no lo soluciona".

Otra de las dudas es ¿quién explora físicamente si es necesario? "La misión del enfermero no es exploración", denuncia la doctora Gómez. La Consejería de Sanidad Madrileña apunta a que hay 50 unidades de atención domiciliaria que podrían desplazarse a los centros sanitarios.

¿Y si falla la tecnología? Para eso, dicen, hay dos equipos por centro. Para cualquier urgencia, la Consejería de Sanidad remite a llamar al 061.