Los perros que atacaron y mataron a dos mujeres en Madrid se encuentran en cuarentena en un centro de acogida a la espera de que el juez decida qué hacer con ellos. De momento, todo apunta a que primero atacaron a la madre y luego a la hija. El Seprona investiga si estaban registrados de manera legal.

Desde el centro confirman que eran un híbrido de dogo de burdeos y american stanford. Adiestradores profesionales aseguran que este ataque es independiente del tipo de raza: "Comportamientos agresivos hay recurrentemente, si no controlas la violencia un perro no ocurre eso de la noche a la mañana".

Los profesionales creen que es una cuestión de educación: "Eso es que día tras día no se hace nada, que no se pone remedio, que no se lleva a un profesional, que no se educa al perro".

No obstante, ya son cinco los muertos por ataques de este tipo de canes y 18 desde 2010. Este miércoles estaba prevista la autopsia de los cuerpos de las dos mujeres, para determinar exactamente las casuas de la muerte.